Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania enfatiza que el préstamo debe devolverlo el Gobierno

El ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, destaca "la acuciante necesidad" de los bancos

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schauble.
El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schauble. EFE

En el descanso del partido Alemania-Portugal, pasadas las nueve y media de la noche, los alemanes pudieron ver por la televisión pública las explicaciones de su ministro de Hacienda sobre el rescate español: "Queríamos simplemente una decisión del Gobierno español, que pidan ayudas europeas para la recapitalización de sus bancos". Wolfgang Schäuble destacó "la acuciante necesidad de que España inyecte suficiente capital en sus bancos” y aclaró que su Gobierno “apoya la petición de España, con las reglas que hemos acordado en las instituciones europeas y en los parlamentos nacionales".

Puso particular énfasis en que "España garantizará el préstamo y tendrá que devolverlo". Hasta 100.000 millones de euros, un 10% del Producto Interior Bruto anual de España, que subirán en 10 puntos el endeudamiento relativo y acarrearán unos intereses que se sumarán al déficit nacional español. Cuando el presentador del telediario le preguntó "bajo qué condiciones", Schäuble contestó que "España va a preparar un programa de reestructuración bancaria con la Comisión Europea, el Banco Central y con la participación del fondo Monetario Internacional". El domingo, Schäuble ha explicado que "sería mejor que el dinero saliera del fondo permanente de estabilidad (ESM), porque es más eficiente que el fondo EFSF". El ESM está pendiente de aprobación en diversos países de la Unión, entre ellos Alemania.

El Gobierno alemán, que ejerció fuertes presiones durante la semana pasada para que España solicite el rescate, ya aclaró oficiosamente el miércoles que estaría dispuesto a aceptar un rescate "suave" y limitado al sector financiero. El ministro de Economía Philipp Rösler dijo el domingo que es "un paso correcto en la buena dirección". Destaca Rösler que la vigilancia europea sobre los balances bancarios españoles "traerá transparencia y estabilizará la confianza de los mercados financieros".

También desde la oposición socialdemócrata han presionado a España para que pida el rescate. El líder parlamentario del SPD, Frank Walter Steinmeier, ha pedido repetidas veces a Rajoy que dé el paso antes de que sea demasiado tarde. El líder de Los Verdees Jürgen Trittin ha dicho el domingo que "es bueno que España se acoja al fondo de rescate, pero hay que vigilar que el dinero se utilice sólo para los bancos y no para sanear las cuentas públicas". En cuanto a los bancos afectados, "no puede obtener el dinero con condiciones". Así que advierte de la necesidad de que los institutos queden "bajo control público y europeo".

Los medios conservadores se preguntan en sus ediciones dominicales por el alcance de la crisis. El populista Bild plantea en su influyente página dos "¿Cómo de griega será la crisis española?". El dominical de Frankfurter Allgemeine titula "El siguiente, por favor: España". Se debate si el rescate parcial será suficiente o es solo un primer paso para llegar a la situación de Grecia.

Más información