Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina incumple el pago de las indemnizaciones

Buenos Aires solo ha perdido tres arbitrajes ante el Banco Mundial

Un cartel de Fernández de Kirchner fuera del Congreso en Buenos Aires. Ampliar foto
Un cartel de Fernández de Kirchner fuera del Congreso en Buenos Aires. NATACHA PISARENKO (AP)

El camino que seguirá Repsol para demandar a Argentina no le asegura un resarcimiento y además es muy largo. De las 48 demandas que ha recibido este país sudamericano en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), tribunal de arbitraje del Banco Mundial, solo tres acabaron con sentencias desfavorables a Buenos Aires. El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner dice que pagará las indemnizaciones correspondientes, pero alega que la Convención de Washington, que regula este tipo de contiendas entre países que aceptan al CIADI y empresas extranjeras, establece que para cobrarlas las empresas litigantes deben iniciar un proceso legal en el país de origen del pleito, es decir, Argentina. EE UU no aceptó este argumentó y recientemente quitó beneficios comerciales a Argentina por dos casos de empresas norteamericanas.

Uno de los casos es el de la operadora estadounidense de servicios de agua Azurix, que comenzó en 2001 y finalizó en 2009 con una sentencia que condena a Buenos Aires a pagar 165 millones de dólares por una nacionalización de una empresa en Argentina. En el mismo sector, la francesa Vivendi consiguió una sentencia favorable por 170 millones de dólares, también por una expropiación. El proceso comenzó en 1997 y terminó en 2010. La eléctrica norteamericana CMS logró un fallo a su favor por la pesificación y congelación de las tarifas en la crisis argentina de 2001. Deberá recibir 149 millones. El litigio se extendió entre 2001 y 2007.

De las 48 demandas contra Argentina, 24 han concluido y 24 continúan pendientes. De las 24 concluidas, en la mayoría de ellas el país sudamericano llegó a un acuerdo con las empresas demandantes

De las 48 demandas contra Argentina, 24 han concluido y 24 continúan pendientes. De las 24 concluidas, la mayoría de ellas fueron discontinuadas por parte de las empresas demandantes porque llegaron a un acuerdo con el país sudamericano. Les convenía desistir del resarcimiento con tal de conseguir nuevos negocios en Argentina. Fue el caso de Telefónica, por ejemplo. Algunos fallos fueron contrarios a las compañías, en muchos casos por cuestiones de procedimiento, dado que las demandas deben presentarse primero en el país de origen del conflicto antes de ir al CIADI.

De los 24 juicios pendientes, muchos de ellos se encuentran suspendidos por decisión de las empresas, dado que se encuentran en plena negociación con el Gobierno argentino. Es el caso de Gas Natural Fenosa, que continúa operando en Argentina y espera que alguna vez se produzca la revisión integral de las tarifas, algo que viene reclamando desde la crisis de este país hace 10 años. Entre las demandas pendientes figuran las de Enersis (filial chilena de Endesa), Aguas de Bilbao, Marsans y Agbar.

El CIADI es un tribunal que se demora su tiempo, pero en general falla a favor de las empresas (44% de los casos, frente a 31% a favor de los Estados) y casi siempre tiene en la parte acusada a países en vías de desarrollo (apenas el 1% de las causas fueron contra países de Europa Occidental y el 5%, contra los de Norteamérica, pero sobre todo contra México). Entre los árbitros del tribunal abundan los norteamericanos, seguidos por los franceses y los británicos.

Hay cuatro españoles.