Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El coste de la deuda subirá un 5,3%, hasta 28.848 millones de euros

El endeudamiento público total pasará del 68,5% del PIB al 79,8% a finales de año

La necesidad de financiación neta del Tesoro baja un 30%, hasta 36.826 millones

Los pagos por intereses de la deuda pública crecerán un 5,3% este año, hasta situarse en 28.848 millones de euros. El repunte de los tipos de interés del mercado y el aumento del volumen de deuda en circulación se citan como las dos causas que determinarán un aumento del peso del servicio de la deuda sobre el PIB este año hasta el 2,75% (en términos de contabilidad nacional), de acuerdo con el proyecto de Presupuestos Generales del Estados presentados hoy ante el Congreso.

La deuda del conjunto de las Administraciones Públicas sobre el PIB quedará a final de año en el 79,8%, frente al 68,5% de 2011. El endeudamiento de la Administración Central pasa del 52,1% en 2011 al 60% este año. Según justifica el Gobierno, "este comportamiento se explica tanto por el aumento de la necesidad de endeudamiento derivado de la crisis económica", como por el impacto de la dotaciones al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el fondo de amortización del déficit eléctrico (FADE), la partida para la financiación de los pagos a proveedores y la cuota española del préstamo concedido a Grecia por el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF). 

Este año, el Tesoro tendrá unas necesidades de financiación netas de 36.826 millones de euros, un 30% inferior al importe de 2011. Esa cifra resulta de sumar el déficit de caja del Estado previsto (33.397 millones de euros), la variación de activos financieros una vez incluidas las obligaciones contraídas (1.929 millones de euros) con el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), más la aportación (1.500 millones de euros) al capital del Fondo para la Financiación del Pago a Proveedores (FFPP).

Las amortizaciones de deuda pública para este año se estiman en 149.300 millones de euros

Según detalla una portavoz del Ministerio de Economía, no todo lo que supone incremento de deuda se financia a través del Tesoro. Así, la emisión neta de 36.826 millones cubre 3,5 puntos de PIB de necesidades de financiación de la Administración Central y 0,9 puntos de la parte desembolsable que corresponde a España de los préstamos al FEEF.

"No es necesario efectuar emisión de deuda por parte del Tesoro para cubrir el pago a proveedores de Comunidades y Ayuntamientos porque se financia con un préstamo sindicado de la banca", asegura la citada portavoz. Sin embargo, sí supone incremento de deuda (3,1 puntos de PIB) porque se produce una reclasificación de deuda comercial a deuda financiera que asume la Administración Central. Tampoco es necesario efectuar emisión de deuda para el FADE, ya que emite el propio fondo, aunque sí es deuda de la Administración Central (0,9 puntos de PIB).

Las amortizaciones de deuda pública para este año se estiman en 149.300 millones de euros (146.700 millones en 2011), correspondiente a la suma de letras (99.200 millones previstos, aunque la cifra puede variar), bonos y obligaciones (46.100 millones) y otros 4.000 millones en deuda en divisas y otro endeudamiento.

Letras, bonos y obligaciones

De todo ello resulta la cifra de emisiones brutas del Tesoro Público previstas, alrededor de 186.100 millones de euros, que se concentrarán, casi en su totalidad, en letras y bonos y obligaciones del Estado. También podrían ponerse en circulación títulos por importe de 6.000 millones en otras deudas y divisas "si surgieran oportunidades interesantes de financiación en mercados distintos al del euro".

Se prevé que la cartera en circulación mantenga una composición similar a la de años anteriores, con un ligero aumento del peso de los bonos y obligaciones respecto a las letras. La vida media descenderá ligeramente respecto a 2011 y se situará a finales de 2012 entre 6,2 y 6,4 años debilid a la menor emisión que se espera de obligaciones en los plazos más largos (15 y 30 años).

El tipo de interés medio de la deuda que se amortiza en 2012 es del 3,47%

El coste medio de la deuda en circulación y el tipo de interés de las nuevas emisiones repuntaron en 2011 "como consecuencia de las turbulencias en los mercados financieros derivadas de la crisis griega y la situación económica en Europa", señala el Gobierno. A pesar de ello, el coste medio de la deuda en circulación "ha repuntado en menor medida" (3,53% en 2009, 3,69% en 2010 y 4,07% en 2011).

El tipo de interés medio de la deuda que se amortiza en 2012 es del 3,47%. Si la rentabilidad de las nuevas emisiones previstas para este año superase esa cifra, advierte el Gobierno, unido a las mayores necesidades de financiación previstas, la tendencia al alza del tipo medio de la deuda emitida se acentuaría y, por tanto, los gastos financieros.