Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recuperación global a partir de 2014

El crecimiento del comercio internacional se acelerará dento de dos años, según HSBC

“El crecimiento del comercio internacional se acelerará a partir de 2014, cuando la economía mundial ponga fin a un periodo de bajo crecimiento y de contracción”. Eso se traducirá en un incremento del comercio mundial del 86% entre 2012 y 2026, lo que situará la actividad comercial para entonces en los 53,8 billones de dólares. Son las principales conclusiones del informe de Previsiones de Conexiones Globales del Comercio que acaba de publicar el banco británico HSBC.

Con todo, lo más interesante del informe son sus previsiones sobre aquellos sectores que reflejan la evolución del comercio y los nuevos corredores comerciales que servirán para impulsar los intercambios en el futuro. Entre estos últimos se apunta el comercio entre India y los países del sur de Asia y África gracias a los productos farmacéuticos, entre Alemania y Latinoamérica en el sector de la automoción, y Egipto, Turquía y Malta por sus posiciones estratégicas en las nuevas rutas comerciales.

HSBC prevé que el intercambio global de bienes crezca un 86% hasta 2026

El informe destaca entre los sectores más directamente implicados en el comercio el fuerte crecimiento de los contenedores y embalajes, con un incremento estimado anual del 9,02%, lo que refleja un mayor transporte de mercancías en todo el mundo. Y eso pese a que el indicador que mide los costes de transporte de materias primas, el índice del Báltico, se encuentra en niveles próximos a los peores momentos de la crisis financiera, en diciembre de 2008, cuando el comercio mundial se desplomó. Ahora que el intercambio de mercancías se ha recuperado, lo cierto es que muchos de los barcos encargados durante los años del boom del comercio se han entregado y han tirado a la baja los precios del transporte marítimo.

HSBC también es muy optimista por lo que respecta a Europa, donde prevé un aumento del comercio del 80% en los próximos 15 años gracias a su reposicionamiento en la cadena comercial hacia productos de mayor valor. Pero los datos actuales no dicen eso. Según los datos de la oficina para el análisis económico de Holanda —que acoge el mayor puerto de Europa (Rotterdam)—, durante el pasado mes de diciembre el comercio mundial creció un 1,4% y un 0,3% al cierre del cuarto trimestre de 2011. Sin embargo, la zona euro, junto a Japón, queda fuera de esa senda alcista y experimentó un retroceso mensual del 1,7% en diciembre y del 3,3% en el último trimestre del año, frente al aumento del 0,7% en los tres meses anteriores. Unos números que reflejan la fuerte desaceleración que sufre la zona euro desde el pasado verano.

Más información