Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suiza investiga al HSBC por el robo de datos de 24.000 clientes

Un trabajador del banco sustrajo en 2006 información sobre sus usuarios en el paraíso fiscal que luego ofreció a Francia y Alemania

Las autoridades suizas han anunciado hoy la apertura de una investigación contra la filial del banco británico HSBC en el país por el robo de datos de clientes. La sustracción, de la que se tuvo un primer conocimiento el pasado diciembre después de que Francia reconociese que había empleado estos datos para perseguir a evasores fiscales, afectó a "menos de diez clientes", según dijo el HSBC entonces. Pero hoy, tres meses después, ha admitido que el robo realizado por uno de sus empleados implica a unos 24.000 clientes que tenían su dinero en el paraíso fiscal antes de 2006, un 15% del total de su cartera. De hecho, 15.000 de ellos todavía siguen siendo clientes.

Sobre el uso que se podría hacer de esa información, el HSBC aclara que no es válida para acceder a ninguna de las cuentas de sus clientes. No obstante, según añade el periódico inglés Financial Times, sí puede afectar a aquellos ciudadanos de fuera de Suiza que han desviado su dinero al país para beneficiarse de su régimen fiscal más favorable.

El robo tuvo lugar en 2006 por un antiguo empleado de la sede del HSBC en Ginebra, Hervé Falciani, que ha admitido la sustracción, y se los ofreció a las autoridades francesas, aunque asegura que no recibió ni un céntimo por ello. Alemania también mostró su interés en hacerse con esta información. Con vistas al futuro, la entidad británica ha asegurado que va a "hacer todo lo posible para que esta situación no se repita más". Precisamente, las autoridades suizas, que han "abierto un procedimiento formal de examen administrativo, han adelantado que seguirán de cerca este proceso para confirmar que cumpla con todos los requisitos legales y de seguridad.