Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO y UGT acceden a negociar una reforma laboral si la CEOE firma la negociación colectiva

Toxo y Méndez se muestran confiados en llegar a un acuerdo con la patronal la próxima semana

Los sindicatos están dispuestos a abordar una reforma laboral con la patronal si, primero, la CEOE facilita un acuerdo para desbloquear la negociación colectiva, algo que podría tener lugar la próxima semana, según han anunciado los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez. Eso sí, una reforma que, en ningún caso plantean como una llave para crear empleo en España, aunque no han querido entrar a detallar cuáles serían los aspectos a debatir.

Durante la presentación de un documento de propuestas sindicales unitarias para el empleo, los salarios y el excedente empresarial; Toxo ha admitido que "eventuales reformas laborales podrían valorarse" si antes se logra un acuerdo de negociación colectiva. Así, una vez restituido el diálogo entre sindicatos y patronal, el dirigente de CC OO ha considerado posible "recuperar" el tono del diálogo social tripartito, en el que participa también el Gobierno, y es la base para reformar el mercado laboral.

Sobre la negociación colectiva, Toxo y Méndez han considerado que es "altamente probable" que en la próxima semana o la siguiente puedan firmar un acuerdo con CEOE-Cepyme para desbloquear la negociación colectiva y alcanzar un acuerdo de carácter plurianual (2010-2012). Para llegar a un consenso, que se resiste tras sucesivos anuncios de que se había llegado a un principio de acuerdo y reuniones que debían ser definitivas, los líderes sindicales han explicado que están dispuestos a incluir la "modulación" de los salarios al ciclo económico a cambio del mantenimiento y la mejora de la calidad del empleo, de la moderación de los beneficios empresariales y de la reinversión de éstos en la mejora del tejido productivo.

Esta modulación sería similar a la alcanzada en el convenio de la función pública para garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores durante todo el periodo. La propuesta de los sindicatos, que poco a poco han ido suavizando sus posturas frente a una patronal más enrocada en sus argumentos, es de elevar entre un 1% y un 2% los sueldos en función de su situación en la tabla salarial.

También se han mostrado dispuestos a instaurar cláusulas de descuelgue en los convenios que aún no las tienen y pidieron un suelo salarial mínimo en los convenios sectoriales, que evolucione en línea con el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), así como la contención de los salarios del personal de alta dirección y de los consejos de administración.

Tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega ha celebrado la posibilidad de un acuerdo, algo que sería "muy positivo", y ha valorado la "responsabilidad" de sindicatos y patronal. En su opinión, para afrontar la situación actual de paro, "es muy importante llegar a acuerdos".

Los agentes sociales llevan desde verano intentando solucionar la negociación colectiva, cuyo bloqueo ha generado al menos 135 conflictos identificados, con 1,2 millones de trabajadores afectados, según datos de Comisiones Obreras.