Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Patronal y sindicatos desbloquean el diálogo social

Díaz Ferrán anuncia que llevará mañana a la CEOE el acuerdo para su ratificación.- Salgado, dispuesta a estudiar el modelo alemán.- Rajoy reclama una reforma fiscal y laboral

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha confirmado hoy que la patronal y sindicatos han llegado a un acuerdo para desbloquear la negociación colectiva y reabrir el diálogo social, tal y como ya adelantaron los sindicatos el pasado viernes. Según ha explicado Díaz Ferrán, mañana presentará a la Junta Directiva y al Comité Ejecutivo de la CEOE el documento pactado con los sindicatos para que den luz verde al acuerdo.

Durante un receso del congreso anual del Instituto de Empresa Familiar, Díaz Ferrán ha vaticinado que su organización y los sindicatos llegarán a un acuerdo sobre negociación colectiva "mañana o pasado como muy tarde", después de los avances logrados en las negociaciones la pasada semana. En el mismo acto, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha propuesto la reforma fiscal y del mercado de trabajo, además de una profunda revisión del sistema educativo y del funcionamiento institucional, como medidas estructurales que es necesario acometer para salir de la crisis económica, según informa Efe. Rajoy se ha mostrado, con estas propuestas, en sintonía con las reclamaciones empresariales puestas de manifiesto estos días en Zaragoza en el XII Congreso de la Empresa Familiar, que reúne a representantes de las principales empresas del país y que hoy clausura el ministro de Fomento, José Blanco.

Que no sea "por talonario"

En su intervención, ha detallado las reformas "estructurales" que propone el PP contra la crisis y que pasan por acometer una reforma fiscal, que no sea "por talonario" (en referencia a los 400 euros), sino que esté dirigida a apoyar la inversión empresarial con la rebaja del impuesto de sucesiones. Además, ha reclamado la reforma del mercado de trabajo, la Formación Profesional, la cobertura de vacantes o la negociación colectiva, y aunque ha reconocido que sería "mejor" acometerla "con consenso", también ha dicho que la falta del mismo "no puede eximir al Gobierno de cumplir sus responsabilidades".

Por su parte, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, se ha mostrado hoy dispuesta a estudiar la implantación en España del modelo que ha utilizado Alemania para atenuar el aumento del paro durante la actual crisis, que se basa en una reducción de la jornada laboral combinada con prestaciones sociales para los trabajadores.

"Si ha tenido buenos resultados en otros países, y si en nuestro país las organizaciones sindicales, al menos las dos organizaciones sindicales más importantes, están dispuestas a hablar de este tema, el Gobierno también lo está", ha dicho Salgado en rueda de prensa al término de la reunión mensual de ministros de Economía de la UE. La vicepresidenta económica ha apoyado la intención de los sindicatos de que la reducción de jornada sea el tema en el que se centre el diálogo social durante las próximas semanas. Sindicatos y patronal han expresado su disposición a desbloquear el diálogo social, paralizado desde antes del verano, una vez que se concluya la negociación de los convenios colectivos para 2010.

De lo que se trata, según Salgado, es de los trabajadores de empresas con problemas tengan "la opción de poder compatibilizar una prestación por desempleo, es decir, un pago realizado desde los presupuestos públicos, con el mantenimiento de algunas horas de trabajo". "Ha sido el sistema utilizado en Alemania estos últimos meses", resaltó la vicepresidenta. "Algún sindicato ya ha manifestado su propuesta de que desearía que sobre este tema pudiéramos tener conversaciones y así lo vamos a hacer en las próximas semanas", explicó Salgado. El modelo alemán está también vinculado a formación. Pero ojo, que la OCDE ya advirtió en uno de sus últimos informes que la mayor parte del ajuste del empleo en este país tendrá lugar en los próximos meses, frente a España, donde ya ha pasado.