Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BCE revisa a la baja sus previsiones para la eurozona en 2009

Segun los datos presentados por Trichet, el PIB de los países del euro caerá entre un 5,1 y un 4,1%, frente a la media del 2,7% prevista en marzo.- Deja los tipos al 1%, medida apoyada por Merkel

El dato definitivo sobre el crecimiento europeo del primer trimestre conocido ayer, que eleva la recesión en la eurozona al 4,8% entre enero y marzo frente al mismo periodo de 2008, y la evolución reciente de la economía han llevado al Banco Central Europeo (BCE) a revisar hoy drásticamente a la baja sus previsiones para 2009 y 2010. A pesar de las malas proyecciones, la institución ha dejado inalterados los tipos de interés en el 1% ya que, según su presidente, Jean Claude Trichet, están "en el nivel adecuado". De esta manera se cumple con lo anticipado en la rebaja de mayo y los tipos se mantienen a un nivel históricamente bajo.

Según las cifras dadas a conocer hoy por el Trichet, el Producto Interior Bruto de los países del euro caerá entre un 5,1 y un 4,1%, frente a la media del 2,7% prevista en marzo. Para 2010, el banco europeo había pronosticado entonces un estancamiento de la actividad económica, mientras ahora considera que oscilará entre una caída del 1% y un aumento del 0,4%. El máximo responsable del BCE cree que la eurozona crecerá en el segundo semestre de 2010, pero que se vendrá de un dato negativo y eso sólo servirá para dejar la situación próxima al estancamiento. Por su parte, en Reino Unido, el Banco de Inglaterra ha dejado hoy también inalterados el precio del dinero en el 0,5% por tercer mes consecutivo.

La canciller alemana, Angela Merkel, que no ha tenido reparos a la hora de criticar las medidas de los bancos centrales y especialmente del BCE, preocupada por la tendencia inflacionista que podrían crear este tipo de medidas no convencionales que recurrían a poner en marcha la máquina del dinero. Sin embargo, Merkel ha transmitido hoy a Trichet su apoyo total a la decisión de mantener los tipos y ha defendido "la independencia" del banco central.

Por su parte, Trichet ha asegurado que no bajaron los tipos en 2004, cuando Alemania lo pedía, ni los subieron en 2005, cuando 10 países se lo pidieron. "No cedemos a presiones", ha concluido.

Menos inflación y compra de bonos

Además, el BCE revisó a la baja sus pronósticos de inflación debido a la debilidad de la actividad económica y la caída de los precios de las materias primas. El BCE prevé una tasa de inflación para 2009 de entre el 0,1 y el 0,5% en 2009 y de entre el 0,6 y el 1,4% en 2010.

Trichet anunció que la entidad comprará bonos garantizados por un volumen de 60.000 millones de euros directamente en el mercado primario, es decir nuevas emisiones, y en el secundario, con la adquisición de cédulas hipotecarias ya existentes. El presidente del BCE aseguró que el Consejo de Gobierno tomó la decisión por unanimidad y que puede que la compra se concentre en bonos garantizados con vencimiento entre 3 y 10 años. Se prevé que la compra sea completada antes de finales de junio de 2010.