Trichet afirma que la economía está en un "punto de inflexión"

Fernández Ordóñez sostiene que "hay indicios de que lo peor se produjo en el primer trimestre"

Basilea / Madrid - 11 may 2009 - 13:47 UTC

El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, y su homólogo al frente del BCE, Jean Cluade Trichet, se han sumado este lunes a la tendencia de creciente optimismo de quienes apuestan por que lo peor ha pasado ya gracias al efecto de los multimillonarios estímulos aprobados por los diversos gobiernos y autoridades monetarias y que no se habían visto hasta la fecha. "Nos acercamos al punto de inflexión", ha asegurado Trichet en la Reunión Económica Mundial del Banco de Pagos Internacionales que se celebra en Basilea.

"En lo referente al crecimiento, estamos cerca del punto de inflexión en el ciclo" y ha habido una "importante mejoría en los mercados desde mediados de septiembre (de 2008)", ha comentado Trichet antes de reseñar que, en cualquier caso, los gobernadores de los bancos centrales del mundo no deben bajar la guardia y hay que "seguir muy alerta".

Más información

Por su parte, Fernández Ordóñez ha asegurado en el mismo foro que "hay cierta cantidad de buenas noticias en el mundo, especialmente en los indicadores. Vemos ciertas mejoras en muchos mercados financieros". "Hay indicios de que lo peor (de la crisis) se produjo en el primer trimestre", ha defendido. No obstante, al igual que Trichet, ha añadido que hay que ser "muy cautos" con las proyecciones económicas.

A favor del análisis de Trichet y Fernández Ordóñez se encuentran los datos sobre la bajada del Euríbor y la reapertura del mercado interbancario, el avance de los índices de confianza del consumidor, la recuperación de las bolsas o la moderación de la tasa de morosidad en los créditos.

"Brotes verdes"

Este conjunto de factores también han llevado al Gobierno español a mostrar un ligero optimismo sobre la posibilidad de una recuperación, tal y como afirmó la vicepresidenta económica Elena Salgado tras el pleno extraordinario sobre el Plan E puesto en marcha contra la crisis al afirmar que se están empezando a observar algunos "brotes verdes" en la situación económica internacional. Al otro lado del Atlántico, el propio presidente estadounidense, Barack Obama, señaló en la misma línea el sábado que se detectan ya "ciertos indicios de que los engranajes del motor económico de Estados Unidos están comenzando a funcionar".

Con respecto a la proyección de los precios de consumo, Fernández Ordóñez ha insistido en que "no hay grandes riesgos de deflación" o de caídas sostenidas en los precios de consumo en la eurozona pese a los últimos datos de inflación, que registraron la primera caída de su historia el pasado mes de marzo.

Asimismo, el director del gabinete de coyuntura y estadística de Funcas, Angel Laborda, comparte la opinión del gobernador del Banco de España. En opinión del experto de la Fundación Española de Cajas de Ahorro, las mayores tasas de caídas de la economía podrían haberse registrado en el primer trimestre del año, según la información aportada por los indicadores de clima económico y los progresos en el ajuste de las posiciones financieras de las familias y empresas no financieras.

La recuperación sigue siendo "lejana"

Según Laborda, el mayor esfuerzo de los hogares en el ajuste del consumo también podría haber tenido lugar en el primer trimestre, aunque la inversión de las empresas en equipo aún no da muestras de haberse estabilizado y las perspectivas de recuperación son "lejanas". Así, el conjunto de la demanda nacional podría haber registrado una caída trimestral anualizada del 8,5% entre enero y marzo de 2009.

En cualquier caso, aunque puede que lo peor haya pasado ya, donde no hay margen de duda es en que todavía queda mucha crisis que atravesar. Sobre todo en España, que cuenta con su particular reto frente al deterioro económico en forma de burbuja inmobiliaria, según sostiene la Comisión Europea.

Ante este panorama, el BBVA ha revisado a la baja su previsión de crecimiento de la economía española para este año y, si en marzo estimaba que el PIB caería un 2,8%, en la última previsión de finales de abril sitúa su retracción en el 3,5% en línea con las proyecciones de los organismos internacionales. Por el contrario, mantiene la estimación de PIB para 2010 en un retroceso del 0,3%.

Los indicadores confirman la "profunda ralentización" de la OCDE aunque con "signos de posibles mejoras"

Los indicadores compuestos avanzados sobre las perspectivas de la coyuntura económica en la OCDE divulgados hoy señalan una "profunda ralentización" aunque a un ritmo menor en el mes de marzo. Estos índices, agrupados en el llamado "indicador sintético", apuntan además "signos de posibles mejoras" o, al menos, "signos de una pausa en la ralentización económica" en países concretos, como Francia, Italia y el Reino Unido.

En la mayoría del resto de las grandes economías de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los indicadores compuestos avanzados "siguen mostrando un deterioro del ciclo de crecimiento pero a un nivel menor", según el comunicado difundido hoy por la Organización.

El indicador para el conjunto de la OCDE cayó 0,1 puntos en marzo hasta situarse en 92,2 puntos (frente a una media de largo plazo de 100), lo que le sitúa 9,5 puntos por debajo del nivel de marzo del año pasado. La caída de marzo mantiene, aunque a menor nivel, la tendencia de los últimos meses, ya que en febrero pasado el retroceso fue de 0,4 puntos y en enero de 0,7 puntos. Fuera de la OCDE "siguen deteriorándose las perspectivas de crecimiento", salvo en China, país que "muestra signos de una pausa en la ralentización".

Por lo que respecta a EE UU, el indicador compuesto avanzado disminuyó en marzo 0,6 puntos, lo que le sitúa en un nivel 11,8 puntos inferior al del mismo mes del año pasado. Sin embargo, en la zona euro, aumentó 0,2 puntos aunque el resultado sigue dejando a este grupo de países 7,9 puntos por debajo del nivel de hace un año.

El interés de las hipotecas en la eurozona baja 37 décimas hasta el 3,66% en marzo

La media de los tipos de interés de los créditos para la adquisición de una vivienda concedidos a los hogares en la zona del euro bajó notablemente el pasado mes de marzo. Según ha hecho público hoy el Banco Central Europeo (BCE), la media de los tipos de los créditos hipotecarios a una tasa variable o con período inicial de fijación hasta un año disminuyó en marzo hasta 3,66%, frente al 3,97% del mes anterior y el 5,20% de un año antes.

Al mismo tiempo, los préstamos hipotecarios con periodo inicial de fijación del tipo de más de cinco años y hasta diez años de plazo cayó el pasado marzo hasta el 4,61%, en comparación con el 4,80% de febrero. Estos créditos hipotecarios se habían situado un año antes, en marzo de 2008, en el 4,96%. Los tipos de interés para la compra de una vivienda presentan una tendencia bajista desde octubre del pasado año.

Lo más visto en...

Top 50