Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento argentino aprueba la ley de expropiación de Aerolíneas

La iniciativa fue aprobada en el Senado con 42 votos a favor y 21 en contra.- El Gobierno argentino da un paso más tras el fracaso de las negociaciones con la española Marsans por diferencias en la tasación del precio de la compañía

El Parlamento de Argentina ha convertido en ley un proyecto que habilita al Estado a expropiar Aerolíneas Argentinas y sus subsidiarias al grupo español Marsans. Las negociaciones abiertas en julio han fracasado por las diferencias en la tasación entre los actuales propietarios y el Gobierno argentino. El proceso ha vivido momentos de verdadera tensión. La iniciativa fue aprobada en el Senado con 42 votos a favor y 21 en contra, tras un debate de casi cinco horas en el que el oficialismo hizo pesar su mayoría. El proyecto convertido en ley, que ya había recibido el visto bueno de la Cámara de Diputados hace dos semanas, declara como empresas de "utilidad pública y sujetas a expropiación" a Aerolíneas y sus subsidiarias Austral (vuelos domésticos), Optar (operador de turismo), Jet Paq (carga) y Aerohandling (servicios de rampa).

En el debate de este miércoles, las principales fuerzas de la oposición se manifestaron a favor de la "recuperación" de la empresa, pero no de que la compañía sea expropiada en su conjunto. El oficialismo, en tanto, defendió la expropiación al alegar que dejar quebrar la aerolínea hubiera supuesto dejar al país sin servicio aéreo y a miles de trabajadores en la calle. El titular del Personal Técnico Aeronáutico, Ricardo Cirielli, celebró el "fin de 18 años de saqueo" de Aerolíneas "a través del capital español estatal y privado", pero señaló que es "necesario que se investigue judicialmente la administración fraudulenta realizada por los dueños de Marsans".

Proceso tortuoso

 

La Ley de Expropiaciones de Argentina, aprobada en 1977, establece que el objeto de expropiación debe ser antes declarado de "utilidad pública" y que por él debe pagarse una indemnización que "solo comprenderá el valor objetivo del bien y los daños que sean una consecuencia directa e inmediata de la expropiación". Según esta norma, el Estado deberá pagar la indemnización de acuerdo a lo que establezca el Tribunal de Tasaciones de la Nación, organismo que ya determinó que Aerolíneas tiene una valoración negativa de 832 millones de dólares, por lo que el Estado debería pagar un "valor simbólico" de un peso. Para Marsans, dueño del 94,41% de Aerolíneas, la compañía vale entre 330 y 546 millones de dólares, según determinó el banco Credit Suisse por encargo del grupo español.

Una comisión parlamentaria recomendó hace un mes debatir esta ley de expropiación, después de que Marsans rechazara vender la empresa al Estado argentino por un "valor simbólico". El Gobierno argentino y el grupo español firmaron en julio pasado un acuerdo para iniciar las negociaciones para la venta al Estado de la línea aérea, pero las conversaciones naufragaron por diferencias en las tasaciones de ambas partes. El grupo español ha advertido que demandará al Estado argentino ante el Centro Internacional de Arbitraje de Disputas de Inversiones (CIADI), tribunal dependiente del Banco Mundial.