Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marsans lleva a los tribunales la crisis de Aerolíneas Argentinas

El grupo español exige una "compensación monetaria" a la expropiación del Congreso argentino

El Grupo Marsans ha informado esta noche a través de un comunicado que rechaza la "confiscación" de las acciones de Aerolíneas Argentinas y Austral aprobada este jueves por el Parlamento argentino y que, en respuesta, ha presentado una demanda ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), un tribunal de arbitraje que depende del Banco Mundial, para obtener una indemnización por la expropiación de Aerolíneas Argentinas y sus subsidiarias.

"Esta compañía considera que la confiscación es arbitraria e ilegítima, porque contradice lo acordado entre Interinvest (Marsans) y el Estado argentino en julio pasado, cuando el Gobierno argentino se comprometió a comprar Aerolíneas", explica la nota. La empresa recuerda que el gobierno y Marsans firmaron un acta acuerdo el 17 de julio que "se basó en la estipulación del pago de un precio fijado de común acuerdo entre Interinvest y el Estado Nacional". A falta de acuerdo, dicho precio lo determinaría un tercer árbitro independiente, "que nunca ha sido convocado".

El grupo turístico del presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, explica que con el arbitraje internacional "se busca la compensación monetaria por la confiscación que el Estado argentino está instrumentando y por todas las violaciones a los tratados que han ocurrido en los últimos años". En este sentido, afirma que Aerolíneas "ha resultado seriamente perjudicada por la falta de una política adecuada del Gobierno para el transporte aerocomercial".

Argentina, "culpable" de la crisis

"Esta carencia es evidente por la congelación de las tarifas, la negativa por parte de las autoridades competentes a otorgar subsidios ante el extraordinario aumento del combustible y el incumplimiento de medidas que el Gobierno reconoció siempre como necesarias y urgentes", señala el grupo español.

Marsans asegura que la falta de ejecución de estas medidas sumada "a los continuos hostigamientos gremiales facilitados y consentidos por las autoridades, hicieron inviable el normal funcionamiento de Aerolíneas Argentinas y Austral". "El Estado Argentino, luego de contribuir con sus actos y omisiones a la crisis de Aerolíneas y Austral, utiliza esta situación para justificar la confiscación de las compañías", concluye Marsans.