El plan de rescate de Alitalia prevé recortar 3.000 empleos

Los pilotos rechazan el acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos mayoritarios

El acuerdo marco logrado entre el Gobierno italiano y los sindicatos mayoritarios del país sobre el plan industrial para la salvación de la compañía de bandera Alitalia prevé el recorte de unos 3.000 empleos, según ha confirmado hoy el ministro de Trabajo, Maurizio Sacconi.

Sin embargo, estos recortes podrían llegar a 3.200 puestos, según el secretario general del Cisl, la segunda central sindical del país, Raffaele Bonanni, según una entrevista a Corriere della Sera, en la que ha valorado el acuerdo alcanzado entre los cuatro sindicatos mayoritarios -Cgil, Cisl, Uil y Ugl- con el Gobierno en torno a las propuestas de los futuros compradores de Alitalia, al borde de la quiebra y en proceso de privatización.

Más información
Alitalia, al borde de la quiebra
Un nuevo plan que llega muy tarde
Los compradores de Alitalia dan un ultimátum a la aerolínea
La retirada de la oferta por Alitalia aboca a la compañía a la quiebra
Alitalia se salva con un plan que recorta 3.000 empleos

No obstante, este acuerdo no cuenta aún con el beneplácito de los sindicatos minoritarios, que reúnen a pilotos, asistentes de vuelo y personal de tierra, quienes se han mostrado muy críticos con el documento pactado sin su participación mientras crecen los rumores acerca de que la falta de pago está impidiendo rellenar los depósitos de sus aviones, aunque el Ejecutivo de Silvio Berlusconi ha negado este extremo y ha asegurado que no habrá anulaciones, aunque sí ha reconocido que la autonomía económica de la compañía es "muy limitada".

La oferta de compra presentada por la Compañía Aérea Italia (CAI), que reúne a una decena de empresarios italianos, prevé la creación de una nueva sociedad con activos y rutas rentables de Alitalia, de la que dependen unos 20.000 empleos, y de AirOne, la segunda del país.

El plan industrial (2009-2013) de CAI prevé que la nueva Alitalia tenga 12.500 trabajadores (mil más de los previstos en la primera propuesta): 1.550 pilotos, 3.300 asistentes de vuelos y 7.650 entre técnicos, empleados y ejecutivos, según el acuerdo marco.

Nueva compañía

La nueva compañía centrará su actividad en el transporte de pasajeros, incluida la actividad de vuelo, tierra, gestión de equipajes y una parte del mantenimiento, mientas la actividad de carga se podría confiar a una empresa externa con una participación minoritaria de CAI.

Con una capitalización de mil millones de euros, la nueva aerolínea al parecer no cotizará en Bolsa antes de tres años y sus socios se comprometen a mantener su participación durante cinco años.

Las reuniones siguen con los cuatro grandes sindicatos nacionales, mientras se espera que esta tarde el Ejecutivo convoque a los representantes de pilotos, asistentes de vuelo y personal de tierra.

En este punto, Sacconi ha asegurado sobre la posibilidad de que haya recortes de salarios de hasta el 25% que en la mesa de negociación "no se ha hecho nunca una hipótesis de ese tipo" y ha agregado que podrían llegar al 6 ó 7% como máximo con el mismo número de horas trabajadas.

Un avión de Alitalia aterriza en la pista del aeropuerto internacional "Leonardo da Vinci", en Fiumicino, en esta foto de archivo
Un avión de Alitalia aterriza en la pista del aeropuerto internacional "Leonardo da Vinci", en Fiumicino, en esta foto de archivoEFE
La compañía aérea italiana se ha salvado de la quiebra. Por ahora no habrá despidos y se mantendrán los vuelos previstos, al menos de momento. Alitalia ha conseguido el esperado balón de oxígeno esta misma madrugada, gracias a un acuerdo de mínimos entre los sindicatos mayoritarios y el Ministerio de Trabajo italiano. Aún así, el futuro de la compañía sigue en el aire. Su viabilidad depende de una nueva reunión que se celebrará  hoy mismo y en la que se necesita la firma de otros cinco colectivos por ahora reticentes. Entre esos grupos está el de pilotos, que ve en las negociaciones una maniobra para ganar tiempo.A la protesta ce ayer de los trabajadores de la empresa italiana en el Ministerio se le suma la de los pasajeros en los aeropuertos del país. El Gobierno de Silvio Berlusconi asegura que continuarán al menos 12.000 de los 20.000 empleados de Alitalia, que mantiene unas pérdidas de tres millones de euros al día. El primer ministro quiere que la compañía permanezca en manos italianas. Y mientras esto sucede en Italia, en Reino Unido echa el cierre Travel Turkey, la segunda compañía de vuelos chárter de las islas que abandona su actividad en los últimos tres días. Más de 500 pasajeros se han quedado en tierra. Lo mismo que los 85 mil de la también afectada XL, que comienzan poco a poco a regresar a sus destinos en aerolíneas diferentes.Vídeo: AGENCIA ATLAS

Lufthansa cierra la compra de la belga Brussels Airlines

La aerolínea alemana Lufthansa ha llegado a un acuerdo para la adquisición de la belga Brussels Airlines después de varias semanas de negociaciones, según la cadena de radio pública flamenca VRT, que cita a una fuente anónima. Las compañías no han confirmado la información, pero el presidente de SN Airholding -la sociedad dueña de Brussels Airlines-, Etienne Davignon, y el director ejecutivo del grupo Lufthansa, Wolfgang Mayrhuber, tienen planeada una rueda de prensa en las próximas horas. La aerolínea belga experimentaba dificultades por los elevados precios del carburante, por lo que buscaba un comprador.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS