Alitalia, al borde de la quiebra

El presidente Berlusconi convoca una reunión de urgencia con los sindicatos para buscar una solución a la aerolínea

La amenaza de la inminente quiebra de la compañía aérea italiana Alitalia ha empujado al Gobierno que dirige Silvio Berlusconi a convocar con urgencia a los cuatro principales sindicatos del sector para buscar una solución al parón de las negociaciones con los posibles compradores de la aerolínea. El ministro de Trabajo, Mauricio Sacconi, ha explicado en una entrevista televisiva que son "horas dramáticas" para el futuro de la compañía, "ya que se aproxima la quiebra", pero ha mostrado su confianza en alcanzar un acuerdo de última hora.

El comisario extraordinario de la compañía aérea italiana Alitalia, Augusto Fantozzi, ha explicado hoy: "Existe el riesgo de que se tengan que anular vuelos debido a las dificultades de provisión de carburante", por la situación económica de la compañía. Fantozzi ha hecho estas declaraciones en un comunicado que ha emitido tras la reunión con los representantes de las nueve siglas sindicales de la compañía, convocados hoy de nuevo después de que ayer se interrumpiesen las negociaciones con los posibles compradores de la aerolínea.Fantozzi ha aclarado que no se declarará hoy la quiebra de la compañía, pero ha advertido de que "la situación es muy grave".

Más información

Según fuentes sindicales, la compañía de hidrocarburos ENI ha pedido que los próximos abastecimientos de carburante sean pagados en metálico, pero los fondos de la aerolínea, que pierde cerca de 3,5 millones de euros al día, según los últimos resultados semestrales, están prácticamente agotados.

El secretario general del sindicato UGL, Roberto Panella, ha confirmado las palabras del comisario, que además ha anunciado que a partir del lunes dejarán de trabajar temporalmente las tripulaciones de los 34 aviones que ya estaba previsto que no despegasen tras la última remodelación, aunque una parte del sueldo será garantizado por una especie de fondo de compensación salarial. También se rescindirán los contratos de todos los trabajadores de Alitalia si no se llega rápidamente a un acuerdo para la venta de la aerolínea, aunque se desconoce de momento si hay una fecha límite.

La Compañía Aérea Italiana (CAI), creada por un grupo de empresarios italianos dispuestos a invertir 1.000 millones de euros para adquirir la aerolínea, se retiraron ayer de las negociaciones al considerar que se cumplían las condiciones necesarias para continuar. A pesar de esto, han puntualizado que mantienen su oferta.

Los sindicatos, que han anunciado una reunión el próximo lunes para elaborar una nueva propuesta que presentar a los empresarios, rechazan, entre otras cosas, el nuevo convenio colectivo propuesto en el proyecto de rescate de la CAI, porque supondría una disminución de los salarios, una pérdida de la movilidad territorial y una mayor productividad.

Los trabajadores de Alitalia protestan en el aeropuerto internacional de Roma mientras los representantes sindicales participan en la última reunión para salvar a la compañía de la bancarrota
Los trabajadores de Alitalia protestan en el aeropuerto internacional de Roma mientras los representantes sindicales participan en la última reunión para salvar a la compañía de la bancarrotaAP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción