Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encarcelado el presidente de la mayor petrolera rusa acusado de fraude y evasión fiscal

Denuncian que el Kremlin está detrás del acoso judicial a Yukos porque Mijail Jodorkovski financia a la oposición

Mijail Jodorkovski, el hombre más rico de Rusia y presidente de la mayor empresa petrolera del país y uno de los buques insignia del sector energético mundial, Yukos, ha sido detenido esta madrugada en la ciudad siberiana de Novosibirsk. Tras interrogarlo, la Fiscalía General, que le investigaba desde hace cuatro meses, le ha inculpado de los delitos de "evasión fiscal" y "fraude a gran escala" y posteriormente, un juzgado moscovita ha ordenado su ingreso en prisión. A pesar de los cargos, en el exterior se considera a Yukos como una de las firmas más transparentes de Rusia. La oposición denuncia que una campaña del Kremlin contra Jodorkovski, que financia a los partidos contrarios al presidente, Vládimir Putin.

"Está acusado de una serie de crímenes, sobre todo de fraude a gran escala (por valor de más de 1.000 millones de dólares) y evasión fiscal", ha declarado un portavoz de la Fiscalía citado por Interfax, que ha confirmado que son un total de "siete cargos", pero no ha dado más detalles. Con la detención de Jodorkovski, la Fiscalía General, a la que la oposición liberal conoce como el "brazo judicial del Kremlin", ha asestado a Yukos un golpe fatal del que, según los expertos, podría no recuperarse. Además, puede dar al traste con el proceso de fusión de Yukos con Sibneft, de la que Jodorkovski compró hace poco el 72% de sus acciones para formar la quinta firma petrolera del mundo y la tercera en reservas de crudo.

El espectacular arresto, en medio de un tumulto de pistolas, amenazas y posibles irregularidades, se ha producido cuando el avión del empresario había llegado a esa ciudad siberiana en una escala de tránsito hacia Irkutsk. Nada más aterrizar, un grupo de agentes armados con órdenes de la Fiscalía ha conminado a los guardaespaldas del magnate a entregar sus armas y ha arrestado a Jodorkovski. "Se precipitaron en el avión gritando: '¡FSB! Depongan sus armas o disparamos'", ha contado este portavoz de la compañía que acompañaban a Jodorkovski. Un representante de la Fiscalía ha explicado que el empresario "fue convocado para ser interrogado el viernes, ignoró el llamamiento y la investigación emitió una resolución para forzarle a comparecer". El magnate ha sido trasladado a Moscú, donde ha sido interrogado. Tras el interrogatorio, ha sido puesto en libertad, aunque horas después, el juez encargado del caso ha ordenado el ingreso en prisión del magnate.

Cuatro meses de investigaciones

Por su parte, el portavoz de Yukos, Alexandr Shadrin, ha indicado que los abogados de Jodorkovski habían avisado a la Fiscalía de que el empresario no podía acudir a la cita de ayer con los investigadores, pues "se encontraba en un viaje de negocios". Shadrin ha subrayado que el aviso "se realizó por teléfono y por escrito", por lo que "el comunicado de que se negó categóricamente a ir allí es una mentira". El caso comenzó en julio, cuando la Fiscalía abrió siete expedientes contra Yukos por presunto fraude y después ordenó la detención de su segundo accionista y cerebro financiero, Platón Lébedev, por sospecha de estafa durante la privatización de una empresa en 1994.

Esta misma semana se han sucedido nuevos registros judiciales en oficinas de Yukos, pero el equipo legal del magnate no esperaba que la Fiscalía fuera a llegar al extremo de ordenar su detención. Uno de sus abogados, Antón Drel, ha asegurado que no ve "ninguna razón legal" para el arresto mientras que portavoces de la petrolera han denunciado que los interrogatorios se han llevado a cabo sin presencia de sus sus abogados. El presidente de la Duma o Cámara Baja del Parlamento ruso, Guennadi Selezniov, ya ha manifestado su preocupación por el arresto: "Aunque los crímenes económicos deben ser investigados y quienes esconden sus ganancias tienen que responder por sus acciones, es muy importante que estas acciones no sigan ninguna orden política".

La oposición ha denunciado que el acoso judicial a Yukos es parte de una ofensiva lanzada por el Kremlin para castigar a los "oligarcas" con ambiciones políticas, tras conocerse que Jodorkovski financia a partidos opositores tanto de izquierdas como liberales en la campaña para las elecciones parlamentarias de diciembre y presidenciales de marzo próximo. Por su parte, la Unión de Industriales y Empresarios de Rusia ha criticado las multimillonarias pérdidas por la huida de los inversores a raíz del caso. La revista Fortune incluyó en agosto a Jodorkovski, con 7.200 millones de dólares en sus cuentas, como el decimoquinto integrante de la lista de los 25 empresarios no estadounidenses más influyentes del mundo.