Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FBI cierra Megaupload y detiene a sus propietarios

La policía judicial de EE UU acusa a la web de descargas de haber hecho perder 386 millones a la industria del ocio

En lo que el Departamento de Justicia estadounidense definió ayer como una de las mayores operaciones contra la piratería en la Red de la historia de Estados Unidos, la fiscalía pública presentó cargos contra los siete administradores de las empresas Megaupload Limited y Vestor Limited, y cerró las webs de alojamiento de contenido asociadas a ellas. Se les acusa de haber tomado parte en una conspiración criminal para lucrarse con la distribución ilegal de contenido protegido por las leyes de propiedad intelectual.

Alegan el Departamento de Justicia y su cuerpo policial, el FBI, que los administradores de esas empresas provocaron daños a la industria del entretenimiento por valor de 386 millones de euros en concepto de material difundido de forma ilícita. Adhiriendo anuncios publicitarios a sus páginas de alojamiento y descarga, amasaron 135 millones de euros, según la demanda presentada ante la corte federal del Distrito Este de Virginia.

El sitio ha recibido más de 1.000 millones de visitas desde su creación

Los gerentes viven en Nueva Zelanda y allí han sido arrestados

Megaupload.com, que asegura que ha tenido más de 1.000 millones de visitas desde su creación en 2004 y que cuenta con más de 180 millones de usuarios registrados en todo el mundo, era ayer inaccesible en EE UU y en otros países, incluida España, debido a la intervención de sus servidores por parte del FBI. La operación afectó a un total de 18 dominios, entre los que se encuentran Megavideo, Megaclick, Megaworld, Megalive, Megapix, Megacar, Megafund, Megakey, Megamovie, y otros.

El gobierno de EE UU asegura en la demanda, a la que tuvo acceso este diario, que Megaupload y sus sitios web asociados forman una "Mega Conspiración, una organización criminal de dimensiones mundiales cuyos miembros tomaron parte en actos de infracciones criminales de los derechos de autor y en lavado de dinero a escala masiva".

"Desde septiembre de 2005 Megaupload.com ha sido empleado por los acusados y otros miembros y asociados de la Mega Conspiración para reproducir y distribuir de forma intencional muchos millones de copias ilícitas de obras diversas, incluidas películas, programas de televisión, grabaciones musicales, libros electrónicos, imágenes, videojuegos y otros programas informáticos", añade el listado de cargos.

La demanda aceptada por al gran jurado incluye cinco cargos: uno por conspiración para cometer infracciones de los derechos de autor, otro por conspiración para lavado de dinero, dos por infracción criminal de los derechos de autor y un último cargo por conspiración para cometer extorsión, al entender que los acusados se comportaban como una banda criminal.

Un gran jurado en esa corte aceptó los cargos contra siete personas relacionadas con Megaupload. Fueron arrestados en Nueva Zelanda, por las autoridades locales de aquel país, Kim Schmitz (alias Kim Dotcom) ciudadano de Finlandia y Alemania, fundador de Megaupload Limited y, según la demanda del gobierno de EE UU, "jefe de la Mega Conspiración"; Fin Batato, ciudadano alemán y jefe de mercadotecnia y ventas de la misma empresa; Mathias Ortmann, alemán y jefe técnico de la compañía, y Bram van der Kolk, holandés y programador de Megaupload y otros sitios asociados.

También se han presentado cargos contra Julius Bencko, ciudadano de Eslovaquia y director gráfico; Sven Echternach, alemán y director de desarrollo de negocio; Adrus Nomm, de Estonia y jefe de programación. Los agentes del FBI registraron además las cuentas bancarias de esos administradores y examinaron los servidores de Megaupload, para recoger evidencias de la difusión de contenido supuestamente pirateado.

La demanda del gobierno se hizo pública ayer, a través de las oficinas de la corte federal del Distrito Este de Virginia y un día después de que numerosas páginas de EE UU protestaran por dos proyectos de ley que le permitirían al Gobierno cerrar páginas alojadas en EE UU que permitan las descargas de contenido protegido por derechos de autor. Aunque el miércoles Megaupload protestó en su página principal contra esas dos propuestas legislativas, esa operación del FBI no está relacionada con ellas o con la campaña de protesta. El FBI efectuó 20 registros dentro de EE UU, y también en otros ochos países. En total, congeló bienes asociados a la empresa y sus gerentes por valor de 38 millones de euros.

Las oficinas centrales de Megaupload se hallan en Hong Kong, según información corporativa, aunque sus gerentes vivían en Nueva Zelanda. Los fiscales del gobierno de EE UU que presentaron los cargos se refirieron a los administradores en su demanda como "megaconspiradores". "A cambio de pagos, la Mega Conspiración ofrece una rápida reproducción y distribución de copias ilícitas de material protegido por derechos de autor en servidores alojados en todo el mundo", asegura la demanda.

En la demanda se alega que los acusados empleaban Megaupload de un modo que favorecía la difusión de material ilegal. Aseguran los fiscales que los administradores de esa web borraban contenido que no se descargara con frecuencia, imposibilitando el uso del portal para el almacenamiento de documentos personales. En lugar de eso, facilitaban la distribución permanente de material más demandado. Según la investigación, fomentaban la publicación de películas y canciones de forma ilegal para registrar un mayor número de visitas y, a la larga, obtener cuantiosos ingresos por publicidad.

En total los acusados se enfrentan a 50 años de cárcel si se les aplica la pena máxima. Fue el FBI el que inició la investigación, a través de su Centro de Coordinación Nacional para la Protección de la Propiedad Intelectual. Para ello recibió ayuda de la policía de Nueva Zelanda, Hong Kong, Holanda, Reino Unido, Alemania, Canadá y Filipinas.

Un gigante 'online'

- Megaupload fue fundado en 2005 en Hong Kong. Su funcionamiento es sencillo: los usuarios pueden subir y bajar archivos de manera anónima y remota, desde cualquier lugar del mundo.

- Las llamadas webs de enlaces ofrecen índices ordenados de los contenidos alojados en páginas como Megaupload o Rapidshare.

- La investigación del FBI sitúa a como la 13ª web más visitada del planeta. La página, bloqueada desde EE UU, ha quedado inaccesible también en España.

- Los usuarios disponen de dos tipos de cuentas: gratuitas y de pago (premium) para descargas más rápidas. Estos últimos usuarios reciben bonificaciones del portal si a su vez suben enlaces que generen mucho tráfico.

- En su defensa estos portales de alojamiento masivo suelen aducir que no conocen el contenido de los archivos que les suben sus usuarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de enero de 2012

Más información