Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo freno a un desahucio

La familia está en paro y tiene tres hijos menores - El banco reclama 100.000 euros a los exdueños

Hasta una quincena de activistas de la plataforma de Afectados por la Hipoteca lograron ayer parar un desahucio en el barrio de Ciutat Meridiana, en Barcelona, al impedir pacíficamente, en su primera actuación de este año, la entrada de la comitiva judicial al piso que iba a ser desalojado.

Los dos agentes judiciales se personaron a primera hora de la mañana de ayer frente al número 79 de la calle de Les Agudes, con una orden de desahucio que no pudieron entregar, ya que los concentrados les impidieron acceder al bloque de pisos para proceder al desalojo.

En el piso afectado viven un matrimonio y sus tres hijos, que se enfrentan a la orden de desahucio después de que, tras acumular impagos de la hipoteca contraída con el Banco Pastor, entidad financiera con el que tenían contratada la hipoteca y que vendió el piso en subasta por el 50% de la valoración de tasación y ahora les reclama un total de 100.000 euros a los antiguos dueños.

La familia que ayer logró evitar el desahucio está formada por Stali, de 35 años; su mujer Karina, de 28, y tres hijas de 8, 12 y 15 años. El piso lo compraron en el año 2004 por 164.000 euros. Hace dos años y medio empezaron sus problemas laborales y ahora los dos están en paro. La familia tenía programada una reunión con unos asistentes sociales a finales de este mes para intentar hacer frente y buscar alguna solución a su delicada situación.

La de ayer fue la primera intervención de este año de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca para intentar paralizar un desahucio en Barcelona, según destacó su portavoz, Ada Colau.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de enero de 2012