El fiscal ordena grabar un concierto por homofobia

La Fiscalía de Barcelona ha abierto una investigación sobre el concierto que dio ayer en la sala Bikini el cantante jamaicano Beenie Man, autoproclamado rey del dancehall y autor de algunas canciones de claro contenido homófobo. Por orden del fiscal especial de delitos de odio, Miguel Ángel Aguilar, los Mossos d'Esquadra grabaron ayer íntegramente la actuación de Beenie Man. Los agentes analizarán el contenido de las letras de las canciones por la sospecha de que pudieran inicitar al odio contra el colectivo homosexual.

El anuncio del concierto del polémico cantante -que hoy tiene previsto actuar en la Sala Caracol de Madrid- puso en alerta a los colectivos en defensa de los homosexuales. "En Jamaica, la homosexualidad está castigada con penas de hasta 14 años de cárcel. Por eso nos parece imperdonable que venga una persona que ha sido autora de letras homófobas precisamente en un país en el que los homosexuales reciben palizas brutales", explica Eugeni Rodríguez, portavoz del Frente de Liberación Gay de Cataluña (FAGC).

Rodríguez informó del concierto a la Generalitat, que lo comunicó formalmente a la fiscalía. Aguilar solicitó entonces un informe urgente a la policía autonómica, en el que se detalla el contenido homófobo de algunas de sus canciones. En ellas, señala el informe, no solo se incita al odio, sino también al asesinato de gais por el hecho de serlo. Además de grabar el concierto, el fiscal ordenó a los Mossos que identifiquen al promotor y a los organizadores del evento, así como a los miembros del equipo musical.

"Ahorcar a lesbianas"

En caso de seguir adelante, la investigación puede descubrir un posible delito recogido en el artículo 510 del Código Penal, que castiga la provocación a la discriminación, al odio y a la violencia contra colectivos.

No es la primera vez que Beenie Man, nacido en Kingston y estrella internacional del dancehall -un estilo de reggae bailable similar al rap-, actúa en Barcelona. Ya lo hizo en 2007 (en la sala Apolo) y se comprometió entonces, por escrito, a no interpretar canciones homófobas, como Damn ("sueño con una nueva Jamaica, venid a ejecutar a todos los gais") o Han up deh, en la que exhortaba a "ahorcar a las lesbianas con una cuerda larga". Las canciones fueron compuestas en los años noventa y actualmente no forman parte del repertorio del cantante jamaicano.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jesús García Bueno

Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS