Reportaje:

"Respeto el arte de mis ancestros"

Jonathan Wilson, telonero de la gira española de Wilco, presenta 'Gentle spirit'

El abuelo de Jonathan Wilson (Carolina del Norte, EE UU, 1974) era un predicador baptista y su padre tocaba en una banda. "Así que yo era el chiquillo que corría entre los instrumentos en casa". Son los orgullosos antecedentes que esgrime el músico que tocará esta noche en Madrid y como aperitivo de todos los conciertos de Wilco en España, en Barcelona, San Sebastián y Vigo.

Viene con su primer disco bajo del brazo. Un trabajo titulado Gentle spirit y pareciera que lo hubiera llamado así (Espíritu amable) para fotocopiar su forma de ver la vida, la música y de relacionarse con los demás. Wilson reconoce ser heredero del llamado sonido Laurel Canyon, una famosa zona de Los Ángeles que en los setenta acogió a músicos como Joni Mitchell, Graham Nash y Jim Morrison entre otros. "Ellos han sido una gran influencia y lo siguen siendo. He tenido el honor y la suerte de tocar por ejemplo con Graham Nash y David Crosby y se han convertido en amigos, así que su influencia ahora es mayor que nunca".

"Cuando se copia en lugar de usar las enseñanzas, el resultado es malo"
Más información
La cálida California en el frío San Sebastián
El hechizo superlativo
Wilco: El precio de la perfección
El sirimiri de Jackson Browne

Amigos. Esa es una de las cosas más importantes para Wilson. De hecho, un gran número de ellos colaboran en Gentle spirit: Chris Robinson y Adam McDougall de The Black Crowes, Gary Louris de The Jayhawks; Andy Cabic y Otto Hauser de Vetiver y, sobre todo, Barry Goldberg, músico que ha tocado con Bob Dylan y coescrito cientos de canciones junto a Gerry Goffin y Carole King. ¿Es que su música siempre tiene que estar ligada al pasado? "Sí, una de las cosas en las que se basa mi trabajo es en que respeto el arte de mis mayores, mis superiores, mis ancestros. Hago lo que se viene haciendo desde hace cientos de años, que es aprender y reproducir técnicas y conocimientos de los que han sido los mejores. Escucho sus historias y sus enseñanzas, tal vez como se hace desde siempre en el jazz. En cualquier caso, nada nuevo: hasta los más punkis dentro del punk tienen influencias", afirma el músico. Pero enseguida apostilla para que no se le malinterprete: "Lo que no se puede es intentar hacer una copia exacta de sonidos como Motown o el soul clásico como ahora mismo. Creo que cuando se intenta copiar en lugar de utilizar enseñanzas, el resultado suele ser bastante malo. Poco creíble".

Entonces, ¿la música del pasado es mucho mejor que todo el dance o la electrónica que triunfa ahora mismo? "Es algo que creo al 100%. Pero estoy feliz de vivir en la época en la que vivo. Más allá de lo estrictamente comercial, ahora también ocurren cosas de una calidad increíble en las que es maravilloso sentirse involucrado. Un claro ejemplo es Wilco, una banda que ha sabido recoger del pasado para crear un presente imprescindible. Eso es justamente lo que yo quiero hacer".

El resultado de todo esto es una música entre el folk y la psicodelia en la que cada escucha es distinta de la anterior. La música de Jonathan Wilson.

El músico Jonathan Wilson, fotografiado en Los Ángeles.
El músico Jonathan Wilson, fotografiado en Los Ángeles.
Fue en el Festival de Jazz de San Sebastián e interpretaron, entre otras, 'Can We Really Party Today'

Escucha la música de Jonathan Wilson

Es su página web el cantante y compositor ofrece en streaming una estupenda selección de sus trabajos. Además, una herramienta para descubrir sus 'caras b', un canal que Wilson actualiza con rarezas y otras maravillas.

Wilson junto a Dawes en su primer concierto en España

Fue en el pasado Festival de Jazz de San Sebastián donde Wilson acompañado de la banda de California, Dawes a quienes produce, dieron su primer concierto en España. Interpretó Can We Really Party Today y Valley of the Silver Moon.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS