Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid paga nueve meses tarde a las clínicas concertadas

La región es la segunda con más retrasos en los abonos a las privadas

Madrid paga tarde a las farmacéuticas que le sirven los medicamentos que se usan en los hospitales de la región. El retraso es de entre 270 y 280 días, según reconoció el martes pasado el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty. "No es satisfactorio", añadió. Lo que hasta ahora se desconocía es que Madrid también acumula una demora similar en el pago a las clínicas privadas con las que tiene concertadas pruebas diagnósticas o intervenciones quirúrgicas que permiten aligerar la lista de espera. La Comunidad les paga con nueve meses de retraso (271 días), según datos a 31 de diciembre pasado recogidos por la Federación Nacional de Clínicas Privadas, patronal del sector hospitalario que agrupa a 300 empresas.

La Comunidad ha aumentado el gasto en gestión privada de la sanidad

La Federación ha elaborado un estudio en 75 hospitales privados españoles que ha dado como resultado que el periodo medio de cobro en España era a finales del año pasado de 160 días. Madrid, por tanto, está muy por encima de la media y, de hecho, es la segunda comunidad autónoma que más tarde paga a las clínicas concertadas, solo por detrás de Extremadura (292 días de demora). En el otro extremo está el País Vasco (53 días) y Cantabria (83 días). La patronal alerta de que la media de cobro ha empeorado en lo que llevamos de año "de manera sustancial". Según su presidente, Gabriel Uguet, entre 30 y 60 días más, dependiendo de las comunidades.

La Federación ha recopilado datos de días de demora desglosados por comunidades autónomas (excepto en el caso de Navarra y Aragón, para las que no hubo suficientes respuestas), pero no dispone de cantidades. El único dato económico se refiere a la deuda global de todas las autonomías con los hospitales privados, que asciende a 688 millones de euros a 31 de diciembre. La facturación del sector hospitalario privado con las Administraciones públicas fue de 1.570 millones de euros en el año 2010. "El retraso continuado en el pago está provocando graves tensiones de tesorería a los centros, lo que pone en riesgo la viabilidad económica de algunos de ellos", asegura la patronal. "El riesgo depende del peso de la concertación en cada hospital. En algunos centros es del 30% o del 40% de la actividad, con lo que si no llegan los pagos, se colapsan. Podría darse algún caso de cierre", alerta Uguet.

La Comunidad de Madrid aumentó en los presupuestos para el año 2011 el dinero destinado a asistencia sanitaria externalizada. Los convenios y conciertos con entidades privadas, más los cánones que paga la Consejería de Sanidad por los nuevos hospitales de gestión mixta pública privada, le cuestan a la Comunidad 676 millones de euros, mientras que en 2010 esa cantidad fue de 640 millones. Es decir, un 5,7% de incremento. Mientras tanto, el presupuesto sanitario global (7.125 millones de euros) aumentó solo un 0,66% de un año a otro. Hospitales como el Ramón y Cajal y el Severo Ochoa de Leganés tienen asignado menos dinero en los presupuestos de 2011 que en los del año anterior. Un 2% menos en el primer caso y un 3% en el segundo.

Parte del aumento del gasto sanitario privado este año se debe a la apertura de un nuevo hospital en Torrejón de Ardoz, adjudicado a una UTE liderada por Ribera Salud. En su primer año de funcionamiento, la Comunidad pagará por él 26,84 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de septiembre de 2011