Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:DERECHOS DEPORTIVOS

Una sola voz contra la Liga

Las radios se rebelan contra el canon para entrar en los estadios de fútbol

Grandes y pequeñas, públicas y privadas, las radios han escenificado en una foto histórica su unidad contra la pretensión de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) de cobrar un canon por retransmitir los partidos. Se sienten "indignadas" y "estafadas" y lo demostraron ayer en una insólita comparecencia. Los directores de los principales carruseles deportivos hicieron una férrea defensa del derecho a la información, se comprometieron a seguir narrando los partidos -"desde bares o azoteas"- para los ocho millones de oyentes que sintonizan el dial el fin de semana y arremetieron contra la LFP y Mediapro, que comercializa los derechos del fútbol.

La contundente respuesta de las radios se produjo poco antes de que 12 clubes de Primera (Madrid y Barcelona no fueron convocados) se reunieran para evaluar el reparto del dinero de la televisivos. Y puesto que la pequeña pantalla está ya exprimida, la Liga pretende pasar a la radio una factura que ronda los 20 millones de euros. Los operadores estudian acciones judiciales, pero antes se dirigirán al Gobierno para intentar reconducir la situación. Argumentan que el derecho a la información es innegociable y que no van a pagar "ni medio euro". Así ha sido durante los últimos 50 años y así esperan que siga.

El feliz matrimonio entre el fútbol y la radio atraviesa por un momento delicado. "No dejarnos entrar en los estadios a informar vulnera un derecho fundamental de los ciudadanos", dijo Manu Carreño (cadena SER); "lo que plantea la Liga es casi obsceno", apuntó Javier Ares (Onda Cero). Chema Abad (RNE) insistió en que "el derecho a la información es sagrado" y Paco González (Cope) subrayó el "riesgo" que supone para todos los periodistas el plan de la Liga.

Como si fueran una única voz alertaron de un posible efecto contagio. "Podría pasar que a los fotógrafos que no pagaran un canon los pusiera en el palomar a hacer fotos", dijo el representante de Radio Marca, Eduardo García. De momento, el Colombino de Huelva ha cambido las cerraduras de las cabinas radiofónicas, reveló Fernando Pérez, de Canal Sur.

Del lado de las radios se han situado, hasta ahora, dos clubes. En un claro desafío a la Liga, el Sevilla y el Betis han anunciado que permitirán a los locutores entrar en sus estadios pese que la patronal del fútbol ha amenazado con imponer sanciones de 660.000 euros a los de Segunda y de dos millones a los de Primera. Algunos clubes admiten haber recibido presiones de la Liga y de Mediapro para vetar a la radio.

Todos los comunicadores insistieron en que la narración de un partido no puede compararse con la transmisión televisiva. "Lo que cuenta es la subjetividad, el punto de vista del locutor. Pero la Liga quiere meternos a todos en el mismo saco", dijo Abad.

Solo José Antonio Abellán (Punto Radio) expresó sus dudas sobre el amparo que ofrece a las radios la ley Audiovisual e invocó la norma impulsada por Cascos en 1997 como ejemplo a seguir. Por eso, reclamó una reforma para que los clubes dejen de ser "esclavos" de Mediapro". En la misma línea, Paco González lamentó que el fútbol baile al son de la productora que preside Jaume Roures: "A la radio no la van a dirigir ni desde un despacho de televisión ni desde un despacho de fútbol". Carreño añadió: "Dice Roures que el fútbol puede vivir sin la radio, pero también el fútbol puede vivir sin Roures". Ares apuntaló: "Se puede hacer radio sin fútbol". Y Eduardo García remató: "Los clubes están secuestrados por un operador televisivo". Las críticas llovieron sobre la Liga. Unos lamentaron su "nefasta gestión" y tildaron de "inútiles" a su máximos dirigentes y otros acusaron a los clubes de ser los "secuaces" de Mediapro.

Lo que dice la ley

- La sección tercera de la Ley General de la Comunicación Audiovisual regula "la contratación en exclusiva de la emisión por televisión de contenidos audiovisuales". El artículo 19 recoge el derecho a emitir resumenes de acontecimientos deportivos, que se emitirán "en un informativo, en diferido y con una duración inferior a tres minutos".

- La doctrina de la Unión Europea de Radiodifusión separa la radio y la televisión. En competiciones internacioneles, como el Mundial, las radios pagan por la utilización de las cabinas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 2011

Más información