Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Valencia pagó por las basuras un 800% más de lo previsto

El Ayuntamiento de Valencia pagó entre 2009 y 2011 un 800% más de lo presupuestado inicialmente a la EMTRE -entidad que gestiona el tratamiento de basuras de 45 municipios de Valencia y su área metropolitana-, según denunció ayer el concejal socialista Pedro Miguel Sánchez. Si el presupuesto inicial marcaba una cantidad total de 1.485.428 euros, el Consistorio habría pagado finalmente 13,4 millones de euros en los últimos tres años. El edil del PSPV pidió al PP que explique el descontrol de los pagos que, según Sánchez demuestran la mala gestión de los presupuestos y la entidad.

Entre 2002 y 2008 la desviación de los pagos de Valencia al EMTRE fue del 13,77%, lo que suponen 14 millones de euros más de los 101 presupuestados inicialmente. Solo en 2005 la diferencia fue del 53,76%, pasando de 18,6 a 28,6 millones de euros.

El Ayuntamiento justifica la desviación por el aumento de los gastos de las plantas de tratamiento de residuos de Los Hornillos y Manises. La subida, el pasado día 5 de la tasa Tamer, se habría hecho, entre otras cosas para pagar la construcción de estas plantas de tratamiento de residuos.La EMTRE se financia a través de la tasa Tamer, que se cobra a los ciudadanos a través del recibo del agua y con la que se cubre el coste del tratamiento de residuos. Pero, además, recibe financiación de los ayuntamientos por los residuos inertes, es decir, aquellos que no se pueden reciclar, como escombros o materiales tóxicos. El PSPV considera que hay un copago "de hecho" a raíz de esta situación.

El edil socialista Pedro Miguel Sánchez pidió ayer que se justifique el aumento de esos pagos ya que en su grupo consideran que si los sobrecostes que han generado las plantas de tratamiento se hubieran abordado antes, se habría evitado el aumento de hasta un 215% de la tasa Tamer y la desviación sobre los presupuestos que se ha venido produciendo en los últimos años. "Los valencianos están pagando la mala gestión del Ayuntamiento en la recogida y tratamiento de basuras", aseguró Sánchez.

En los ejercicios que van de 2006 a 2008, así como el de 2010, el presupuesto inicial coincide con el final, mientras en otros, como el de 2009, hay una desviación de un 1.413,5%, diferencia que Sánchez atribuyó a los "ajustes que el Ayuntamiento hace para compensar, unos años a la baja y otros al alza", aseguró.

El Consistorio considera que las diferencias están justificadas y que se han tenido que hacer por el incremento de los gastos iniciales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de agosto de 2011