Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación prevé llegar a los 1.200 centros bilingües este curso

La incorporación de concertados permitirá cumplir con esta promesa electoral

La promesa la hizo el PSOE durante la campaña de las últimas elecciones autonómicas: "Al término de la legislatura habrá un total de 1.200 centros docentes bilingües en la red pública de enseñanza no universitaria". El compromiso data de 2008, cuando era Manuel Chaves el presidente andaluz y la crisis se vislumbraba pero no sacudía los presupuestos como ahora.

Pese al cambio al frente del Gobierno regional y a la mala situación económica, la Junta de Andalucía sostiene que cumplirá con esta promesa heredada. "Estaremos muy cerca de llegar a los 1.200", dijo ayer el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica.

En este momento, 804 colegios e institutos públicos están ya en el programa de bilingüismo o comenzarán a aplicarlo a partir del próximo curso. Se trata de 300 centros más de los que había en Andalucía en 2008, cuando 512 estaban inscritos en el plan de fomento de los idiomas. Para llegar a los 1.200 la Consejería de Educación tendrá que contar con los colegios e institutos concertados, que son de titularidad privada pero se sostienen con fondos públicos. Por primera vez, este curso se permitirá que estos centros estén inscritos oficialmente en el programa de fomento de los idiomas. Es una relación simbiótica. Educación -que sostiene que los centros correrán con los gastos que supondrá adaptarse a este plan, fundamentalmente relativos al profesorado- espera llegar a los 1.200 y cumplir así con la promesa electoral. Y los centros concertados -muchos ya ofrecen enseñanza en un segundo idioma- contarán con un reconocimiento oficial por parte de la Consejería de Educación, algo que reclamaban desde hace tiempo.

Los concertados deberán asumir el coste de entrar en el plan bilingüe

La Administración tendrá que encargarse de acreditar que los colegios cumplen con los requisitos para entrar en este plan de fomento de un segundo idioma, un asunto en el que Andalucía cuenta con ventaja respecto a otras comunidades con una segunda lengua oficial.

Educación decidió este año cambiar el Plan de Fomento del Plurilingüismo, aprobado en 2005. Además de las novedades sobre los centros de titularidad pública, también se han cambiado otros aspectos como la segregación que se produce dentro de institutos y colegios públicos inscritos en el programa, donde en ocasiones se tenía que decidir por sorteo qué alumnos de una misma etapa recibían formación bilingüe y cuáles se quedaban fuera.

Álvarez de la Chica también se pronunció ayer sobre los recortes presupuestarios. El consejero recordó que "otras comunidades" comenzarán el curso con menos profesores que el anterior. Según Álvarez de la Chica, en el caso de Andalucía se contará "todos los profesores necesarios".

El Gobierno regional mantuvo hace unos meses un enfrentamiento con el Ministerio de Economía, que entendía que las oposiciones de docentes previstas por la Junta rebasaban los límites impuestos en la Ley de Presupuestos del Estado. Finalmente, Andalucía convocó, como tenía previsto, 3.796 plazas de maestros. Todavía no se conoce la cifra exacta de la plantilla del año que viene, pero en las cuentas regionales se prevé un crecimiento de unos 680 docentes.

El consejero de Educación también defendió ayer la gestión por parte de la Junta del sistema educativo. Y, aunque aseguró que los presupuestos para 2012 están todavía en una fase "muy preliminar", aseguró que tiene la "voluntad y la decisión" del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, de no realizar recortes en educación. "Es la palabra del presidente y vale mucho más que la mía", añadió de Álvarez la Chica, quien dijo que "los hechos le avalan".

El consejero se refería a que la Junta ha "mantenido" durante el pasado curso "todas las políticas de ayudas a las familias" en el ámbito educativo, como es el caso del aula matinal, el comedor, el transporte escolar o las actividades extraescolares.

También resaltó la política de becas. Álvarez de la Chica recordó la apuesta por la beca 6.000 para alumnos con ingresos bajos. Resaltó también la creación a partir de este curso del programa Segunda Oportunidad Educativa, que permitirá a alrededor de 3.000 jóvenes de entre 18 y 24 años que estén en el paro y que tengan cargas familiares obtener una ayuda de 400 euros para que completen sus estudios de Secundaria, Bachillerato o Formación Profesional de Grado Medio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de agosto de 2011