Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barceló, por la puerta grande del mercado

El autor de 'Faena de muleta' lidera la lista de artistas españoles vivos más cotizados

Gracias a los casi cuatro millones y medio de euros que alguien pagó el martes en la subasta de Christie's de Londres por su Faena de muleta, Miguel Barceló se ha encaramado a lo más alto del escalafón... artístico. El pintor de Felanitx se convertía, así, en el artista español vivo más cotizado en subasta, desbancando de lo alto del ranking a Antonio López, quien hasta entonces reinaba en el top ten con su Madrid desde Torres Blancas, obra vendida en 2008 por 1.918.000 euros.

Faena de muleta, considerado por los expertos como el trabajo más importante de Barceló sobre el mundo de los toros, superó su propio récord logrado con 1,3 millones de euros por su obra Tres equis. Barceló pasa a encabezar una lista en la que además de López, se encuentran Antoni Tàpies, Juan Uslé, Cristina Iglesias, Jaume Plensa o Martín Chirino. Anoche, otra obra del mallorquín, El muletero, fue adjudicado en la casa Sotheby's de Londres por un precio final de 2.597.612 euros. Cabía espertar nuevo récord y la expectación era grande... pero todo quedó en eso, en expectación.

Sin embargo, los resultados de ayer y anteayer inciden poco en el ranking mundial de ventas, ya que casi la única presencia española que interesa de manera continuada en el mercado internacional sigue siendo la de la vanguardia histórica: Picasso, Miró y Dalí. Y, en un segundo plano, la de grandes nombres como Antonio Saura o José Guerrero. Ahora, es cierto, irrumpe Barceló, aunque a otro nivel. El arte español, está claro, no ostenta el protagonismo internacional que ostentó en el pasado.

Manuel Borja-Villel, director del Reina Sofía, valora estos nuevos movimientos en la composición de la lista de ventas como un fenómeno lógico con la situación de un mercado en el que mandan los coleccionistas en lugar de los críticos: "El arte contemporáneo se cotiza mucho más que el antiguo. Se paga más por Bacon que por Brueghel. Es un fenómeno que se produjo en los 60 y desde entonces ha ido en aumento. No creo que quienes estén en la lista sean los mejores ni que se correspondan con la calidad poética de lo que importa. Tampoco lo contrario. Solo quiero destacar que quienes imponen esas listas son los coleccionistas. Y eso explica que haya pocos artistas españoles vivos entre los más vendedores: los grandes coleccionistas son extranjeros".

Carmen Giménez, conservadora jefe de los museos Guggenheim, opina que hay muchas cosas que valorar a la hora de hacer una lista con los artistas vivos: "Creo que las galerías que les representan son fundamentales. Si tienen representación de prestigio internacional, acaban estando en las subastas internacionales y en los grandes museos". Como ejemplo cita los nombres de Barceló o de Cristina Iglesias. La escultora no estaría en las listas por las subastas, pero sí por las obras públicas que desde hace ya bastante tiempo viene realizando en Europa y América.

Elisa Hernando, experta en mercado del arte, asesora de Arco y directora de Arte Global, una de las empresas más influyentes en el mundo del coleccionismo, explica que, en su caso, las listas que manejan las realizan teniendo en cuenta factores como las exposiciones institucionales, la obra en colecciones públicas y privadas y el mercado secundario de cada artista según los datos que aparecen en Artprice o Artnet. Su lista actual es esta: Antoni Tàpies (1923), Miquel Barcelo (1957), Jaume Plensa (1955), Juan Uslé (1954), Manolo Valdés (1942), José María Sicilia (1954), Cristina Iglesias (1956), Rafael Canogar (1935) Luis Feito (1929) y Juan Genovés (1930).

María Corral, comisaria de exposiciones y asesora de coleccionistas, cree que el peso de los galeristas que representan a los artistas es importante, pero que hay otros factores: "Barceló siempre ha tenido unos precios salvajes. Desde sus primeras obras. En el caso de Tàpies, el fenónemo es de otro tipo, pero lo cierto es que hace 30 años que está entre los que más vende, aunque sus precios no bajan ni un euro. O tenemos el ejemplo de fotógrafos como García-Alix o José Manuel Ballester, muy cotizados fuera de España y en nuestro propio país". Corral reconoce la cuota de capricho y moda que a veces encumbran a un artista. En su lista personal cita a Antoni Tàpies, Barceló, Cristina Iglesias, Juan Uslé, Jaume Plensa, Luis Gordillo, Antoni Muntadas, Miralda y Santiago Sierra, un artista cuyas fotografías y dibujos de su performance NO arrasan entre los coleccionistas.

El 'top ten' de los más deseados

- Los 10 artistas españoles vivos más cotizados (Christie's)

1. Miquel Barceló (Faena de muleta, 1990) 4.400.507 euros

2. Antonio López (Madrid desde Torres Blancas, 1976-1982). 1.917.837 euros.

3. Antoni Tàpies (Blanc amb signe vermellós, 1963). 1.075.074 euros.

4. Manolo Valdés (Matisse como pretexto, 1988). 505.000 euros.

5. Juan Uslé (Nudo suelto, 2000-2001). 193.000 euros.

6. Martín Chirino (Lady Lazarus, homenaje a Sylvia Plath, 1968-1969. 157.000 euros.

7. Jaume Plensa (Tatoo IV, 2004). 99.400 euros.

8. Luis Feito (Nº 133, 1959). 73.000 euros.

9. Cristina Iglesias (Sin título, 1986). 34.600 euros.

10. Pello Irazu (Sin título, 1987). 16.800 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de junio de 2011

Más información