Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Papandreu espera que el Parlamento apruebe el nuevo programa de ajuste

El primer ministro griego se reúne en Bruselas con Van Rompuy y Barroso

El llamamiento del Eurogrupo a la unidad nacional ha caído en Grecia en saco roto. Si la oposición desoyó el domingo la apelación patriótica del primer ministro, Yorgos Papandreu, la petición de cierre de filas que los socios de la zona euro hicieron en Luxemburgo estaba aún más destinada al fracaso, ya que los partidos de oposición, la ciudadanía y el movimiento sindical -que desde ayer arremete contra el Gobierno con nuevos paros sectoriales- se reafirman conforme pasan las horas en su rechazo a las medidas de austeridad, con un inflamado sentimiento de resistencia por bandera.

Mientras, inasequible al desaliento, como si ya tocara con la punta de los dedos los 12.000 millones de euros que el Eurogrupo no acaba de desbloquear, Papandreu lanzó desde Bruselas un recordatorio al Parlamento de Atenas, que hoy vota la moción de confianza a su nuevo Gobierno y al plan de ajuste 2012-2015: la absoluta confianza en sus designios. Con 155 escaños de 300 en manos de su partido, el Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok), es de prever que la Cámara se pronuncie a su favor.

Van Rompuy pide a Atenas "que se esfuerce más en las reformas"

Un paro de 48 horas de la eléctrica estatal provoca cortes de luz en todo el país

El jefe del Ejecutivo de Atenas se entrevistó ayer con el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y estaba previsto que lo hiciera también a última hora con el responsable de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso. En el alero quedaba la anunciada reunión con Jean-Claude Juncker, presidente del Eurogrupo, pues Papandreu debe regresar hoy a Atenas para la votación.

Al término de la entrevista con Van Rompuy, y en unas declaraciones a la prensa en las que no admitió preguntas, Papandreu manifestó: "Estamos decididos como país, como Gobierno, a continuar con el programa [de ajuste], a avanzar". El líder socialista definió como "muy difíciles" las negociaciones del Eurogrupo para desbloquear el quinto tramo de ayuda, de 12.000 millones de euros, y recalcó el compromiso de su Gobierno "para hacer lo necesario" para conseguir la recuperación económica y el cumplimiento de las reformas pactadas. "Así lo hemos hecho durante el último año, y así seguiremos haciéndolo", dijo.

A cambio de las reiteradas exigencias de los socios comunitarios, Papandreu devolvió la pelota exigiendo a Bruselas "una voluntad similar" a la que, dijo, está demostrando Grecia para cumplir los objetivos, porque se trata de "una crisis de amplia dimensión europea".

Por su parte, Van Rompuy recalcó la importancia de que el Parlamento griego respalde el nuevo paquete de medidas de ajuste, pues ello "allanará el camino para el próximo desembolso [del quinto tramo de ayuda] de mediados de julio". El responsable del Consejo Europeo también pidió al pupilo griego que se esfuerce más "en los ajustes" para afrontar la crisis. "Dada la amplitud, la magnitud y la naturaleza de las reformas griegas, el consenso nacional es un requisito para el éxito", concluyó Van Rompuy.

Los indignados griegos, animados por la movilización sindical más ortodoxa, han programado hoy una gran concentración en Atenas antes de la votación parlamentaria de la moción de confianza. Entretanto, los trabajadores de la eléctrica estatal DEI iniciaron en la madrugada de ayer una huelga de 48 horas que está provocando interrupciones del suministro en casi todas las regiones del país.

Aunque todos los movimientos del frente anti-Papandreu -es decir, casi toda Grecia- se empeñan en desdecir sus palabras, el nuevo portavoz del Gobierno, Ilias Mosialos, se empleó ayer a fondo en rebajar la crispación creada por la nueva visita de una delegación de la Troika (BCE, FMI y Comisión Europea). "Los inspectores analizarán y debatirán los cambios [del nuevo plan de ajuste] a un nivel técnico. [Pero] mientras, seguiremos escuchando los mensajes de la sociedad griega. Necesitamos implantar con decisión política de Estado y grandes reformas estructurales. Pretendemos alcanzar resultados con el cumplimiento de objetivos económicos", manifestó.

Grecia emite hoy letras del Tesoro a tres meses para recaudar 1.250 millones. Según la autoridad de gestión de deuda griega, en la última emisión, el 17 de mayo, Grecia colocó 1.525 millones al 4,06%, informa Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de junio de 2011