Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición griega rechaza un pacto que evite la quiebra

Bruselas urge a Papandreu a aprobar rápidamente el plan de austeridad

Atenas / París

Sin acuerdo a la vista para evitar la quiebra. La reunión de urgencia convocada por el presidente de Grecia, Carolos Papulias, con los líderes políticos de la oposición para buscar un consenso sobre un nuevo plan de recortes y privatizaciones, concluyó ayer sin resultado, tras más de tres horas. Los socios del Eurogrupo habían reclamado a los responsables griegos un amplio acuerdo político para sacar adelante las reformas fiscales y económicas para desbloquear el siguiente tramo de la ayuda comprometida para evitar la quiebra del Estado helénico: 12.000 millones de euros sobre el total de 110.000 millones del rescate prometido por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

El primer ministro, el socialista Yorgos Papandreu, descartó un adelanto electoral y declaró que "avanzará solo" con el programa de austeridad, que pretende evitar la quiebra del país por medio de medidas de ahorro por valor de 28.000 millones de euros y privatizaciones que ascienden a 50.000 millones de euros.

"No estoy dispuesto a apoyar una política que arrasa con el país", afirmó tras la reunión el líder de la mayor formación de la oposición, la conservadora Nueva Democracia (ND), Antonis Samarás. A la convocatoria del presidente de la República acudieron también la secretaria general del Partido Comunista, Aleka Papariga, y el líder del partido de extrema derecha LAOS, Yorgos Karatsaferis.

Tras seis años de Gobierno de ND, en 2009 Papandreu llegó al poder y descubrió que el déficit público era del 15,4% del PIB, más del doble del publicado por el Ejecutivo conservador.

"El tiempo se acaba"

La reacción de la Comisión Europea a la falta de acuerdo en Atenas no se hizo esperar. Bruselas urgió ayer a Grecia a aprobar "rápidamente" el plan de austeridad al que se ha comprometido con la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional a cambio de la ayuda externa recibida para evitar la quiebra de la Economía helena.

"Esperamos que los esfuerzos para alcanzar un acuerdo entre el gobierno y la oposición se alcance rápidamente. El tiempo se acaba", señaló en un comunicado el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, que "lamenta" el fracaso de los partidos políticos griegos de alcanzar un acuerdo y emplaza a políticos y ciudadanos de a pie a arrimar el hombro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de mayo de 2011