Debate de investidura

El órdago de la Ley Electoral

La presidenta plantea desbloquear las listas, dividir la región en circunscripciones y eliminar el grupo mixto - Anuncia que implantará la factura sanitaria

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, siempre guarda un anuncio efectista en su discurso. En el de ayer reveló su intención de modificar la Ley Electoral. Pero también desgranó algunas de las medidas que aplicará durante la próxima legislatura.

- Desbloquear las listas electorales. Aguirre propuso ayer a los grupos de la oposición (PSM, IU y UPyD) cambiar la Ley Electoral regional para eliminar las listas cerradas. También planteó dividir la Comunidad en circunscripciones, para lo que habría que modificar el Estatuto de Autonomía. El anuncio de Aguirre no es nuevo. Ya lo propuso en su primera legislatura como presidenta (2004-2007), pero no prosperó por falta de acuerdo con la oposición. La dirigente popular considera que "la reforma es aún más necesaria que entonces".

Más información

Con el desbloqueo de las listas, Aguirre pretende que los madrileños puedan eliminar, "tachar" de las candidaturas los nombres que quieran para que "puedan optar por los candidatos que prefieran". Lanzó la propuesta sin apenas precisar detalles ni cómo lo hará. "Sería un sistema parecido al de la elección para el Senado, pero con matices", precisa un portavoz del Gobierno regional. "La idea es llegar a un consenso con todos los grupos", añade el portavoz regional. Pero los líderes de la oposición se mostraron escépticos con la medida: consideran que la propuestas de las listas "es muy vaga" y que las múltiples circunscripciones podrían privilegiar el voto de unos madrileños frente a otros.

La dirigente popular también avanzó que pretende eliminar la figura del grupo mixto, "que solo sirve como refugio de tránsfugas". El grupo popular expulsó de sus filas a tres diputados implicados en el caso Gürtel. En un principio trataron de constituir un grupo mixto, que cuenta con ciertos privilegios económicos e institucionales. Para evitar casos como estos, Aguirre pretende eliminar esta figura parlamentaria.

La propuesta de Aguirre se interpreta como un guiño al Movimiento 15-M, que ha reclamado una regeneración de la vida política y un cambio de la normativa electoral. La presidenta regional aseguró que, de prosperar su propuesta, sería "un hito en la democracia española".

- Implantar la factura en la sombra. Aguirre anunció que para conseguir una sanidad más transparente entregarán a los pacientes una factura sanitaria informativa o factura en la sombra. La dirigente del PP lo justificó arguyendo que es una recomendación del Ministerio de Sanidad. Aunque Aguirre olvidó referirse a la opacidad de las cuentas de la sanidad madrileña. Los fondos del Sermas (el Servicio Madrileño de Salud, que gestiona 7.000 millones de euros del presupuesto) no están sometidos a control parlamentario por un truco legislativo. La Comunidad de Madrid no los incluye en la cuenta general al tratarse de un ente específico y provoca que cuatro de cada 10 euros del presupuesto regional escape a control.

- Comisión de Justicia. La presidenta se lamentó ayer de que a pesar de que ha multiplicado por cinco el presupuesto para la justicia -ha pasado de 74 millones en 2003 a 350 millones en 2011-, los ciudadanos "no tienen la percepción de que ha mejorado un 500%". Aguirre anunció que encargará un informe a la comisión formada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y la Consejería de Justicia para estudiar el motivo. Esta iniciativa se ve como un tirón de orejas a Francisco Granados, titular del área, con el que fuentes populares aseguran que se ha distanciado.

Tomás Gómez, Gregorio Gordo y Luis de Velasco (detrás), durante el debate.
Tomás Gómez, Gregorio Gordo y Luis de Velasco (detrás), durante el debate.GORKA LEJARCEGI

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 15 de junio de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50