Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blasco encarga el hospital de Haití a una ONG denunciada al fiscal

Esperanza sin Fronteras obtiene la subvención al año y medio del seísmo

El consejero en funciones de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha cerrado en el tiempo añadido de su mandato la construcción de un hospital en Haití como ayuda al país tras el devastador terremoto de enero de 2010. La Generalitat ha concedido los tres lotes de la subvención por una suma total de cuatro millones de euros a Esperanza sin Fronteras (ESF).

Esta ONG es una de las entidades que investiga la Fiscalía Anticorrupción por su vinculación a la presunta trama de desvío de ayudas de cooperación que gestiona la consejería y que destaparon las diputadas Clara Tirado, del PSPV, y Mireia Mollà, de Compromís, en octubre. Normalmente, el ministerio público dispone de seis meses para analizar la documentación que recibe y elegir entre presentarla al juez, archivar la denuncia o pedir una prórroga. En este caso, Anticorrupción solicitó seis meses más de plazo ante la elevada cantidad de información recibida relacionada con las presuntas irregularidades de las organizaciones aludidas.

La decisión se tomó en el Consell del 3 de junio y aún no está publicada

El coste total de la iniciativa está valorado en cuatro millones de euros

La decisión de conceder a ESF tanto la construcción del complejo sanitario (3,45 millones de euros), como la reforma de la posta sanitaria de Belle-Anse (100.000 euros), y la adquisición y montaje del equipamiento médico y la elaboración de un plan de suministro (450.000 euros) se tomó en la reunión del Consell del pasado 3 de junio, según fuentes oficiales del departamento de Blasco. Pese a que aún no se ha publicado en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV), el acuerdo es firme, independientemente de que el consejero cambie de cartera o se quede fuera del Consell.

Al margen de esta convocatoria pública, Esperanza sin Fronteras ya ha recibido este año, al menos, otras dos ayudas del departamento que dirige Blasco. Una es nominativa, correspondiente al programa 134.10 de los presupuestos -acciones institucionales de cooperación al desarrollo-, que asciende a 185.550 euros. Otra es de 274.205 euros y corresponde a la partida de proyectos y microproyectos de cooperación.

Fuentes de la cooperación valenciana en Valencia consideran a ESF una entidad "muy personalista" organizada en torno a su presidente, Fernando Darder, un antiguo reportero de guerra con fama de "excéntrico". Solidaridad y Ciudadanía defendió ayer su elección con el argumento de los 35 proyectos de cooperación desarrollados por la entidad, entre ellos, actuaciones de emergencia en Haití tras el seísmo. La consejería describe a Darder como "un reconocido cooperante" que recibió en 2009 la medalla de la Unesco por la paz y la cooperación internacional.

La Generalitat ha tardado año y medio en encargar la ayuda acordada para socorrer a las víctimas del terremoto del país caribeño. La idea inicial del Gobierno valenciano, a través del Comité de Acción Humanitaria y emergencia, fue construir una "microciudad" en Haití. "Un proyecto emblemático" al que se enviarían voluntarios como "expresión de la solidaridad valenciana", indicó Blasco en febrero de 2010. El presupuesto previsto era de seis millones de euros.

Meses más tarde, se dio un golpe de timón. Ya no se construiría una miniciudad, sino un hospital. Inicialmente se encargó el proyecto a una ONG sin experiencia sanitaria y de corta trayectoria en el mundo de la cooperación (tenía dos años de vida): la actual Fundación Solidaridad Hemisferio (por entonces aún era Solidaria Entre Pueblos, pero una sentencia judicial le obligó a cambiar el nombre por su similitud con la ONG Entrepueblos). Esta entidad también ha sido denunciada ante la fiscalía.

Tras un amago de encargar la construcción del centro sanitario a una empresa estadounidense (Orion, radicada en Miami), elegida por la propia Fundación Hemisferio "por la calidad de sus productos, la proximidad al lugar y su relación precio-prestaciones", la consejería reculó y dijo que sacaría a concurso el hospital. Esto sucedió en octubre de 2010. En abril se publicó el concurso en el DOCV.

Por el camino, Hemisferio ha recibido del departamento de Blasco 177.779,19 euros donados por los valencianos y recaudados por la Generalitat tras el trágico seísmo con el encargo de gestionar los trabajos previos a la construcción del hospital.

Solidaridad y Ciudadanía sostiene que "el contexto socioeconómico y la crisis institucional y política de Haití" es "la única explicación" del tiempo transcurrido entre que se tomó la decisión de ayudar al país caribeño y la adjudicación del proyecto. La consejería también defiende a la Fundación Hemisferio: "La oficina técnica encargada del seguimiento y control del proyecto ha justificado semestralmente la labor realizada y ha informado a la consejería de todo el proceso".

Reciclado y sin convocatoria pública

En 2010, la Fundación Solidaria Hemisferio (entonces aún Fundación Solidaria Entre Pueblos) solicitó a la Consejería de Solidaridad y Ciudadanía ayudas de los fondos de cooperación para la iniciativa Rehabilitación del centro Carlos Diarte para la reinserción y fortalecimiento de la infancia y juventud más desfavorecida del barrio de Santa María y barrio Molinos en Asunción (Paraguay). El proyecto se quedó sin ayudas por motivos técnicos.

Este año, la Agrupación Cívica Intercultural Hispano-Guineana-Ceiba ha tenido más suerte con el mismo proyecto, reciclado, y un título ligeramente modificado: Rehabilitación del centro Carlos Diarte para empoderamiento de madres adolescentes y fortalecimiento de la infancia y juventud más desfavorecida de los barrios de Santa María y Molinos.

Para ello no le ha hecho falta concursar con otras entidades en convocatorias públicas. La consejería que gestiona Rafael Blasco lo financia a través de una partida de los presupuestos de la Generalitat de línea nominativa.

¿Cómo se explica este diferente criterio, con el agravante de que la entidad beneficiada del proyecto en Paraguay tiene como principal ámbito de actuación las relaciones hispanoguineanas?

"El proyecto se consideró idóneo en el momento de su presentación" en 2010, según Solidaridad y Ciudadanía. "Con posterioridad se advirtieron algunos defectos formales que no fueron subsanados. Como sus objetivos coincidían con los fines que impulsa la cooperación valenciana, se asumió más tarde al comprobar que cumplía todos los requisitos", añaden.

Tanto Hemisferio como Ceiba forman parte de las ONG denunciadas a la Fiscalía Anticorrupción por la presunta captación de subvenciones de la Generalitat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de junio de 2011

Más información