La Generalitat admite que doblará el objetivo de déficit pese a los recortes

Recoder reconoce que el presupuesto podría incluir un desvío en el gasto del 2,6% - Más de 200 entidades marchan hoy en defensa de los servicios sociales

La disciplina presupuestaria se le está atragantando al Gobierno de Artur Mas. Los duros recortes sociales en marcha han encrespado la sanidad, la educación y los servicios sociales, pero no parecen estar dando sus frutos en las cuentas de la Generalitat. El consejero de Territorio, Lluís Recoder, admitió ayer que el Gobierno será incapaz de reducir el déficit al objetivo del 1,3% y que el desvío en el gasto se disparará hasta el doble, el 2,6%. "Tenemos un déficit que supera los 7.000 millones de euros, es decir, de un 3,9% del PIB", explicó Recoder en el Círculo de Economía. España, añadió, tiene "compromisos internacionales" y por ello la ministra Elena Salgado exige un recorte presupuestario en Cataluña de 5.000 millones. "Pero es una cosa que no haremos. El ajuste es posible, pero no todo de golpe, sino tal como se estipuló en un plan a tres años", insistió.

El Departamento de Economía no quiso confirmar la cifra y señaló que los presupuestos siguen en elaboración. Aunque el Gobierno de Mas se conforme con un déficit del 2,6% en lugar del 1,3%, hará falta recortar cerca de 2.500 millones de gastos de las cuentas. Un recorte que ya se nota en educación, sanidad y servicios sociales, y que es el motivo por el que más de 200 entidades, sindicales, vecinales, sanitarias, ecologistas y de otros ámbitos, han convocado para hoy una manifestación a las once de la mañana en la plaza de Catalunya.

Las direcciones de Iniciativa y Esquerra Republicana han anunciado su asistencia a la protesta, mientras que el PSC ha optado por no secundarla formalmente. El alcalde Jordi Hereu anunció que no acudirá a la marcha para que su presencia no se pueda interpretar como electoralista.

Mientras, la situación en los hospitales catalanes es de calma tensa a la espera de que tras las elecciones del día 22 se ejecute buena parte de los recortes aplazados por el Departamento de Salud hasta después de los comicios. Los hospitales, según fuentes del sector, siguen trabajando con el objetivo de reducir sus presupuestos del 8% al 15%, y Salud mantiene oficialmente el objetivo de reducir su gasto el 10% este año, unos 1.000 millones. Un objetivo que, sin embargo, empieza a ser visto como inalcanzable por el propio sector.

Las medidas adoptadas hasta la fecha, no obstante, sí están teniendo un notable impacto en la asistencia que reciben los pacientes, especialmente en cuestiones como las listas de espera, que fueron lo primero que se sometió a la tijera.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción