Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:

Una feria en busca de su propio sabor

El BRIC funciona también, y tal vez con mucha mayor seguridad, en el mercado del arte. Son las siglas que representan los cuatro países con mayor crecimiento comercial del momento: Brasil, Rusia, India y China. Hong-Kong se ha convertido en el tercer mercado del arte más potente para las casas de subastas, después de Londres y Nueva York. Un oasis en medio de la crisis. El balance de 2010 de las principales casas de subastas, Sotheby's y Christie's, muestra un crecimiento sostenido y a repuntes sorprendentes. Según The Art Market Monitor, en los últimos cinco años el total de las ventas de Christie's y Sotheby's se duplicó, pasando de unos 500 millones a más de mil millones de dólares.

Las casas de subastas han abierto la brecha. Pero esto es mercado secundario, es decir, son obras compradas por particulares que salen nuevamente a la venta en busca del mejor postor. Las galerías de arte, que suelen vender principalmente piezas directamente del artista a su primer comprador, funcionan de otra manera. Y su forma de situarse en un prometedor mercado es a través de las ferias de arte que las congregan y les dan visibilidad.

Al parecer, Art Hong-Kong (Art HK) ha funcionado suficientemente bien desde su creación, en 2008, como para animar a los dueños de Art Basel a dar el gran salto. Hay que tener en cuenta la estratégica localización geográfica de Hong-Kong y su privilegiada condición para el comercio, sin impuestos de importación o IVA. En el número de enero/febrero de la revista Flash Art, el director de Art HK, Magnus Renfrew, contestaba a una encuesta sobre la situación actual de las ferias de arte ante la recesión, diciendo: "Curiosamente la crisis económica no ha hecho sino acelerar el poder económico de oriente. Si hace tres años las galerías no estaban seguras de la importancia de celebrar una feria en Asia, ahora parecen seguros de que ligarse a ella es una estrategia positiva a medio y largo plazo. Y eso nos ha beneficiado".

El precio medio para obras de arte contemporáneo chino creció en un 288% en los últimos cinco años, según The Art Market Monitor. Hay que tener en cuenta que los compradores chinos no suelen tener demasiados conocimientos del arte contemporáneo internacional. No en vano, Christie's ofrece un cursillo sobre este tema durante la celebración de Art HK. Un Art Basel en Hong-Kong tendrá que cocinar su propio sabor, como el de Miami ha conseguido el suyo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de mayo de 2011