Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
MÉXICO, VENEZUELA Y EUROPA | VIDAS ROBADAS

"Yo fui adoptada por una familia mexicana maravillosa. Desconozco todo mi pasado"

Una joven busca a su madre española, atendida en el parto por el doctor Vela - Grupos de alemanes elegían niños en la casa-cuna de Tenerife, según una ONG

En las redes sociales a través de las que se comunican madres que buscan a sus hijos e hijos que buscan a sus madres hay también testimonios que avalan la sospecha de que las redes de adopción irregular que operaban en España entre 1960 y 1987 exportaron bebés a Centroamérica, Sudamérica y algunos países europeos. Hasta ahora no había trascendido ningún caso de este tipo.

"Fui adoptada por una familia mexicana maravillosa al poco de nacer. Desconozco los apellidos de mi madre biológica, mi fecha real de nacimiento y prácticamente todo lo relacionado con mi pasado", escribe una joven en una de esas redes de Internet. "Lo único que me han podido decir [mis padres adoptivos] es que nací en una clínica de Madrid que fue demolida hace años y que el doctor Vela [Eduardo, todavía en ejercicio] fue quien me trajo al mundo junto a una partera de nombre Carmen". Vela era el director de la clínica San Ramón, una auténtica fábrica de bebés, que cerró en 1982.

La joven prosigue: "Durante muchos años luché con un sinfín de sentimientos, dudas y fantasmas: no saber de dónde vengo, a quién me parezco, si tengo más hermanos, si mi madre fue forzada a entregarme o si alguna otra circunstancia de su vida le prohibía quedarse conmigo. He sido una hija querida y mi vida no ha podido ser más completa y enriquecedora, pero me gustaría ver a mi madre y tocarla, decirle que si bien no la comprendo, tampoco la juzgo".

Otra persona que se ha puesto en contacto con EL PAÍS cuenta el caso de una niña adoptada en torno a 1970 en una casa-cuna de Valencia por unos venezolanos. Los padres adoptivos viajaron a España y, por medio de una monja, lograron apropiarse de la cría, supuestamente inscribiéndola como hija biológica de la madre adoptiva, antes de regresar a Venezuela "a toda velocidad".

Pero no solo hay sospechas de adopciones irregulares por parte de residentes en América, sino también en Europa. Mar Soriano, portavoz de la Plataforma de Afectados de Niños Robados en Clínicas de España, tiene indicios de que su hermana Beatriz, nacida en la maternidad de O'Donnell en Madrid en 1964, no murió de otitis, como le dijeron los médicos a sus padres, sino que fue dada en adopción a una familia alemana.

Antonio Toscano, presidente de la ONG Prodefensa Infancia Desprotegida también tiene el convencimiento de que niños de la casa-cuna de Tenerife fueron entregados a alemanes entre 1950 y 1970. Toscano afirma que su organización posee documentos que apuntalan la sospecha de que los alemanes tenían incluso el privilegio de escoger a los niños más sanos, de cabello rubio y ojos claros de ese centro. "Hay viejas fotografías de alemanes seleccionando a los niños", asegura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de marzo de 2011