Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Catástrofe en el Pacífico

España debatirá la seguridad de las centrales, no su futuro

Los grupos políticos descartan abordar el calendario de cierre de las centrales

El Congreso debatirá en breve sobre la seguridad de las centrales nucleares, pero los grupos mayoritarios no quieren que se abra el debate sobre el calendario de cierre y el futuro de este tipo energía. El PSOE tramitó ayer la petición de la presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Carmen Martínez Ten, para comparecer ante la Comisión de Industria y dar cuenta de los detalles del accidente de las centrales de Japón y las medidas de seguridad analizadas por la Unión Europea.

Martínez Ten mantuvo ayer una larga reunión con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la Moncloa, para analizar ese accidente y la posibilidad de que pudiera producirse uno igual en España. Esa misma información, obviamente actualizada, es la que aportará en breve en el Congreso. Los socialistas intentaron que la petición de comparecencia fuera firmada por todos los grupos pero, finalmente, solo la apoyaron el PSOE y ERC.

La presidenta del CSN comparecerá para explicar el accidente de Japón

Fuentes del Grupo Socialista aseguran que esta petición no supone ningún cambio sobre la idea de no abrir en caliente el debate sobre el futuro de las centrales. De hecho, explican que se trata de hablar de las condiciones de seguridad, no de su futuro.Así, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, aseguró ayer que "no es el momento" de hablar de las centrales nucleares españolas en el actual contexto de crisis que han provocado las fugas radiactivas registradas en Japón tras el terremoto.

En esta posición coinciden con el PP que, por boca de su portavoz, Soraya Saénz de Santamaría, aseguró ayer es "necesario" analizar las condiciones de seguridad de las centrales nucleares.

Los socialistas rechazaron ayer la petición de varios grupos de la izquierda para reabrir la disposición de la Ley de Economía Sostenible que suspendía la mención expresa a los 40 años como máximo de vida útil de las centrales nucleares. Esa disposición fue pactada por el PSOE con CiU.

Tampoco aceptó ayer el PSOE la petición del portavoz de ERC, Joan Ridao, para frenar la aprobación en la Comisión de Industria del Congreso del proyecto de Ley de Responsabilidad Civil por daños nucleares, que establece que los titulares de las centrales deberán afrontar hasta 1.200 millones de euros por daños nucleares. La norma salió con el apoyo de PSOE, PP, CiU y PNV. Según Nuria Buenaventura (ICV), en lugar de proteger a los afectados, la norma termina protegiendo a la industria. "No es justo que cuando el seguro del explotador de una instalación nuclear no sea suficiente para cubrir las indemnizaciones causadas por un accidente, se disponga de un fondo público para que el Estado satisfaga las cantidades necesarias para reparar el daño producido". ICV e Izquierda Unida intentaron que el Pleno aprobara una moción en la que se pide que se primen las energías renovables sobre la nuclear. El texto fue rechazado por la mayoría de la Cámara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de marzo de 2011