Inquietud entre los alcaldes que ven peligrar su hospital

Viladecans, Castelldefels y Gavà piden una reunión urgente con Boi Ruiz

Los planes del Departamento de Salud de dejar en suspenso siete de los nueve hospitales proyectados por el tripartito para esta legislatura van a topar con la oposición frontal de los alcaldes de los municipios afectados. Así lo advirtieron ayer los ediles consultados por este diario. Todos coinciden en destacar la necesidad de un nuevo hospital en su municipio para dar un mejor servicio a sus ciudadanos y para dinamizar económicamente el territorio.

Según avanzó ayer EL PAÍS, Salud tiene ya avanzado el listado de proyectos que este año pueden quedar guardados en el cajón a la espera de que la crisis amaine, aunque el departamento asegura que el plan de recortes definitivo está pendiente de que se aprueben en mayo los Presupuestos de la Generalitat para 2011.

Más información
Salud descarta nuevas inversiones en hospitales públicos

En el Vallès Occidental, con dos proyectos amenazados por el tijeretazo (el hospital Ernest Lluch de Montcada i Reixac y el Vicente Ferrer de Rubí), los alcaldes socialistas han anunciado que sumarán fuerzas para reclamar que ambas infraestructuras sigan adelante.

La necesidad del nuevo hospital Ernest Lluch es reclamada por la Mancomunidad de Municipios (formada por Montcada, Cerdanyola y Ripollet, todos socialistas) y también por el presidente comarcal de CiU, Joan Maresma. Menos consenso existe sobre el futuro hospital Vicente Ferrer en Rubí. Mientras que la alcaldesa, Carme García (PSC), asegura que no entendería que se paralice el hospital, cuando el coste de construcción lo avanza Mútua de Terrassa, la de Sant Cugat, Mercè Conesa (CiU), apunta que, dada la situación de crisis, se puede optar por alternativas provisionales como "alquilar al Hospital General de Catalunya (de titularidad privada) los espacios que tiene vacíos".

También se han unido en un frente común los alcaldes socialistas de los municipios a los que debe dar servicio el nuevo hospital de Viladecans. El alcalde de esta población, Carles Ruiz; el de Castelldefels, Joan Sau, y el de Gavà, Joan Balsera, pedirán una "reunión urgente" con el consejero de Salud, Boi Ruiz, para exigir el nuevo centro hospitalario. "Es intolerable que se paralice un proyecto primordial para nuestros municipios", lamenta el alcalde de Gavà. Por su parte, la concejal de CiU en Castelldefels, Anna Pérez, asegura que a su partido "le ha tocado la parte más difícil, que es financiar la construcción del hospital en un momento de crisis". "El tripartito hizo la parte fácil, que es proyectar hospitales", añade.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Desde L'Hospitalet de Llobregat, donde el proyecto del futuro hospital pende de un hilo, la alcaldesa, Núria Marín, advierte de que CiU "se encontrará con una oposición beligerante" si finalmente la construcción queda en suspenso. En Vilanova i la Geltrú, el alcalde, Joan Ignasi Elena (PSC), mantiene su confianza en que el proyecto de un nuevo hospital para la comarca del Garraf continúa sobre la mesa de la Generalitat.

Con información de Ivanna Vallespín, Sira Oliver y Pere Lobato.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS