Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adjudicada la obra de conexión eléctrica con Francia

La sociedad Inelfe, filial a partes iguales de Red Eléctrica Española y la francesa RTE, ha adjudicado la construcción de la línea de interconexión subterránea entre Cataluña y Francia a Siemens y Prysmian, por un importe de 700 millones de euros. La interconexión aumentará la capacidad de intercambio de energía de 1.400 a 2.800 megavatios y reforzará la seguridad del suministro eléctrico en los ámbitos regional y estatal. Permitirá utilizar al máximo la producción de las centrales de generación e integrar una mayor cantidad de energía renovable en la red.

Los trabajos comenzarán en 2011, una vez que RTE en Francia y REE en España hayan obtenido las autorizaciones administrativas necesarias. Para el trazado, de 65 kilómetros, Prysmian fabricará 252 kilómetros de cable, ya que la interconexión se compone de cuatro cables (dos por enlace), que irán en una zanja de hormigón durante la mayor parte del recorrido, excepto en la parte que atraviesa los Pirineos, que irá por un túnel. Estos dos pares de cables transportarán de un lado a otro de la frontera 2.000 megavatios de corriente continua a 320 kilovoltios.

Por su parte, Siemens construirá dos estaciones conversoras, una en cada extremo de la línea, que tienen como misión transformar la corriente eléctrica alterna en continua. Estarán situadas en Baixàs (Francia) y en Santa Llogaia (Alt Empordà).

Las características principales del proyecto (línea subterránea, en corriente continua, con un trazado que utiliza en la medida de lo posible las infraestructuras existentes) vienen definidas por el acuerdo de Zaragoza firmado el 27 de junio del 2008 entre los Gobiernos español y francés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de diciembre de 2010