Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moody's amenaza con rebajar la nota de la deuda de Barcelona

Después de que el miércoles la agencia de calificación Moody's de riesgos pusiera en revisión la calificación de la solvencia de la deuda española, ayer advirtió de que también podría examinar el rating de Aa1 que tiene ahora la deuda del Ayuntamiento de Barcelona para rebajarlo. La nota es la segunda mejor de la escala de Moody's, por lo que la deuda de la capital catalana podría perder el sobresaliente que obtuvo el 15 de diciembre de 2006 y bajar al notable alto.

La agencia reconoce el "buen historial financiero" de la capital catalana en la pasada década, lo cual queda reflejado en unos "resultados operativos fuertes", "importantes" excedentes de financiación y una reducción de la deuda de la ciudad. Sin embargo, la sociedad recuerda en la nota que distribuyó ayer en los mercados que los presupuestos de los Ayuntamientos, a pesar de que estos tienen una "significativa autonomía de gestión", dependen de las transferencias del Estado, que quedarán tocadas por la disciplina fiscal que ha emprendido el Gobierno central para reducir el déficit público.

Moody's considera que es "poco probable" que Barcelona pueda tener la "suficiente flexibilidad financiera" para hacer que su calidad crediticia sea más fuerte que la de la deuda soberana española, que está sufriendo semanalmente el castigo de los mercados internacionales. "En consecuencia", prosigue la agencia, "la revisión para una posible bajada que se ha iniciado en la calificación de la deuda soberana ha llevado a colocar en revisión a la baja la de Barcelona".

Control "de cerca"

"Si el rating de España fuese rebajado, tendría implicaciones para Barcelona", apostilló la agencia de calificación, que agregó que controlará "de cerca" el impacto de la crisis económica sobre el presupuesto de la ciudad. De momento, las previsiones del Consistorio para 2011 ascienden a 2.461 millones, que sin la inversión avanzada supone un descenso del 9,7% respecto al de 2010.

El pasado 17 de noviembre, la agencia Fitch decidió mantener la nota de AA+ para la deuda del Ayuntamiento de Barcelona y vaticinó unas perspectivas estables para esta. En cambio, Standard & Poor's (S&P) decidió el pasado mes de abril rebajar esta nota desde AA+ a AA con perspectiva negativa, aunque en agosto decidió que la mantenía en ese nivel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de diciembre de 2010