Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más obras para el electricista de Picasso

Es heredero de una subasta de dibujos

Se complica la historia de Pierre Le Guennec, el electricista que trabajó en la casa de Picasso desde 1970 hasta 1973 y que guardó en su garaje 271 obras del pintor durante 40 años, valoradas ahora en casi 80 millones de euros. A la duda de si robó las obras (como denuncian los herederos de Picasso) o no (como mantiene él) se añade una nueva revelación hecha pública ayer por el diario Le Parisien. Le Guennec se encuentra entre los seis herederos-beneficiarios de una subasta de dibujos y objetos de Picasso, que debía celebrarse hoy en París, que no tienen nada que ver con las pinturas guardadas en el garaje y que ha sido suspendida mientras la policía, que investiga si Le Guennec robó o no hace 40 años, aclara todo el asunto.

La subasta procede de la colección de objetos que Picasso regaló a su último chófer, Maurice Bressenu, que al morir en 1991, sin descendencia, legó la colección a su mujer, Jacqueline Bressenu. Esta murió hace un año. De ahí la subasta. Le Guennec es primo lejano de Bressenu, por eso está entre los seis herederos.

Esto es algo que no se sabía: Le Guennec no lo había mencionado. Danièle Le Guennec confirmó ayer a la agencia France Presse la pertenencia de su marido a ese grupo de herederos, pero manifestó que no conocían el contenido de la subasta. El fiscal deberá determinar, a finales de diciembre, si Le Guennec es sospechoso de haber robado en 1973 los cuadros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de diciembre de 2010