Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La muerte de Kirchner abre la lucha por el poder en Argentina

La presidenta Fernández pierde el control que ejercía su marido sobre el peronismo - Las acciones y bonos argentinos se disparan

La muerte súbita del ex presidente Néstor Kirchner amenaza con abrir una intensa lucha por el poder en Argentina. El infarto que ayer acabó con la vida del líder del peronismo deja a su esposa, la actual presidenta Cristina Fernández, en una situación de debilidad política. Su mandato finaliza en 2011 y debe decidir pronto si opta a la reelección. Su marido controlaba férreamente el Partido Justicialista, pero ella deberá afrontar ahora la pérdida del liderazgo político de Kirchner.

El ex presidente, de 60 años, falleció en su domicilio de El Calafate (sur), donde iba a ser censado junto con su esposa. El fallecimiento del ex mandatario causó conmoción en Argentina, completamente paralizada a causa del censo poblacional. Obligados a permanecer en casa, millones de argentinos se pegaron a las radios y televisiones antes de poder rendir homenaje en la calle al presidente que reabrió los juicios por los crímenes de la dictadura.

Frente a la conmoción nacional e internacional, los mercados reaccionaron al alza. En cuanto se difundió la noticia de la muerte de Kirchner, las acciones de compañías argentinas y los bonos estatales se dispararon en los mercados financieros internacionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de octubre de 2010