Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy cree que Zapatero 'vende' a López como antes a Maragall

San Bartolomé de Tirajana

Pese a que el PP lo tenía más que descontado, el pacto estable alcanzado entre el PSOE, el PNV y Coalición Canaria ha irritado a los populares. Una de las claves de su estrategia es incidir en la soledad parlamentaria del Gobierno, y si este pacto se concreta, eso desaparecerá. A Rajoy le molesta eso, que trastoca en parte sus planes de oposición, pero lo que más le preocupa es el coste político de ese pacto con el PNV. En público y en privado, el entorno de Rajoy insiste en que el problema es que con este pacto se favorece la posibilidad de que el PNV regrese rápidamente al Gobierno vasco y trunque así una de los experimentos políticos más novedosos de los últimos años, el Gobierno del PSE en Euskadi con apoyo del PP.

En un mitin con lleno total y un ambiente de gran entusiasmo, Rajoy comparó este pacto con el que Zapatero alcanzó sobre la reforma del Estatuto de Cataluña en 2006 con Artur Mas, líder de CiU, también en la oposición, como el PNV. Rajoy cree que Zapatero ha vendido a Patxi López como antes vendió a Pasqual Maragall.

Soria sí es candidato

"Los pensionistas, las pymes y España pierden en este pacto para que Zapatero siga un año más y el PNV deje en posición de enorme debilidad al Gobierno de Patxi López. Ya pasó con el Estatuto. Zapatero pactó con Mas y dejó de lado a Maragall y luego engañó a Mas. Ahora debilita a López y transmite el mensaje de que para los temas importantes lo que cuenta es el PNV. Al final engañará al PNV, y si no al tiempo. Esto es un sindicato de intereses particulares contra el interés general", dijo el líder del PP. También criticó el "apoyo vergonzante" de CC, que le hace "corresponsable" de la situación económica.

El acto de ayer en San Bartolomé de Tirajana, en un entorno hotelero de lujo donde el PP ha convocado su reunión interparlamentaria anual, sirvió también para que Rajoy rompiera su propia norma de esperar para designar candidatos. Esa proclamación se retrasa por los problemas judiciales de Francisco Camps en Valencia y la guerra interna entre partidarios y enemigos de Francisco Álvarez-Cascos en Asturias.

Pero Rajoy se olvidó de trámites y, en un estilo muy del PP, donde no existen las primarias, designó a José Manuel Soria en pleno mitin: "La gente quiere que seas el candidato. Lo serás. En realidad lo eres aunque tengo que convencer al Comité Electoral Nacional. Cuando eso se produzca, tendrá efecto retroactivo, y por eso puedo decir que lo eres", le dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de octubre de 2010