Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE quiere controlar con el mismo rigor el déficit y la deuda de los países

Bruselas debate nuevas sanciones para los socios que incumplan el Pacto de Estabilidad - Los límites de déficit no se cumplen en 24 países de la Unión

Esta semana será decisiva para el desarrollo del gobierno económico de la Unión. El grupo de trabajo formado por los 27 ministros de Economía y Finanzas de la UE, la presidencia del Consejo y representantes de las instituciones económicas europeas, denominado Task Force, debatirá hoy los documentos elaborados por su comité de expertos (sherpas) y por la Comisión Europea, dirigidos a reforzar la gobernanza económica de la UE. Tres asuntos centrarán las discusiones: equiparar el rigor en la vigilancia de la deuda pública al que se aplica ya sobre el déficit, el establecimiento de un amplio sistema de nuevas sanciones para los infractores del Pacto de Estabilidad y acordar un procedimiento con multas para los desequilibrios macroeconómicos (diferencias de competitividad) similar al vigente para el déficit excesivo, según los documentos a los que ha tenido acceso EL PAÍS.

El Ejecutivo comunitario presentará el miércoles seis iniciativas legislativas para reforzar el pilar económico de la Unión Económica y Monetaria. En el seno de la Task Force, dirigida por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, es donde se desarrollan los debates políticos sobre el alcance del futuro gobierno económico de la Unión. En ella participan los presidentes del BCE, Jean Claude Trichet, y del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios y los ministros de Economía de los Veintisiete. La Comisión desarrolla las propuestas más detalladas.

Las montañas de deuda acumuladas por los Estados por las crisis financiera y económica en 2008 y 2009 (1,5 billones de euros en Europa) han convertido el endeudamiento en uno de los problemas más serios de los Gobiernos. En la UE, hay 24 países que rebasan el límite del 3% del déficit y 14 el del 60% de deuda. Estos son los puntos de debate:

- Deuda excesiva. El comité de los sherpas señala que "el nivel y la dinámica de la deuda debería desempeñar un papel igualmente importante que el del déficit en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC)". Para contar con criterios operativos sobre la deuda la Comisión propone fijar "referentes numéricos" para asegurar una efectiva reducción del endeudamiento cuando se supere el límite del 60% establecido. Hasta ahora, la vigilancia se ha concentrado en los infractores del déficit público cuando superaban el 3%. La Task Force debatirá la propuesta de la Comisión que sugiere establecer unos "referentes numéricos para medir si el ratio de deuda disminuye a un ritmo suficiente hacia el umbral del 60% del PIB". De manera específica se considera una "disminución suficiente si la diferencia entre el nivel de deuda con relación al PIB y el ratio de referencia del 60% se ha reducido a un ritmo de una veinteava parte anual en los tres años precedentes". Una propuesta alternativa, defendida por un pequeño grupo de Estados en el Comité de sherpas, propone que a un país con una deuda superior al 60% se le someta a un procedimiento hasta que cumpla los objetivos de medio plazo fijados para su reducción.

- Sanciones por incumplir recomendaciones. La Comisión propone que se impongan sanciones en forma de depósitos remunerados de hasta el 0,2% del PIB, en la vertiente preventiva del pacto, cuando un país no sigue las recomendaciones generales de política económica establecidas por el Consejo.

- Sanciones automáticas. La Comisión propone que las sanciones sean operativas de manera automática desde el momento en que un Estado es sometido a procedimiento por déficit excesivo. En este caso la sanción sería un depósito, sin remuneración, de hasta el 0,2% del PIB que se podría convertir en multa si no cumple las recomendaciones iniciales para corregir el déficit. Respecto al carácter automático, en el comité de sherpas algunos países proponen pulir el enfoque de la Comisión y sugieren que si un país toma medidas para corregir el déficit se le devuelvan los depósitos.

- Dos etapas para sanciones en la zona euro y la UE. La posibilidad de condicionar los fondos de la UE al cumplimiento del Pacto no es aplicable legalmente a los países que no son del euro. La Comisión propone dos etapas. Una primera rápida para los países del euro que podrían sufrir sanciones, en codecisión con el Parlamento. Una segunda etapa ampliaría esta facultad a toda la UE, modificando las perspectivas financieras. Afectaría a los fondos de cohesión y a los de desarrollo rural.

- Reversión de las reglas de votación. Existe un amplio apoyo en el comité de sherpas para revertir las reglas de votación. Las decisiones de la Comisión sobre la imposición de depósitos o multas se considerarán firmes a menos que el Consejo de la Unión las rechace por mayoría cualificada en un plazo de días. Otros Estados proponen que el rechazo pueda ser por mayoría simple.

- Sanciones de reputación. Existe un amplio apoyo para incluir sanciones de reputación o políticas como el envío de misiones a un país para examinar sus cuentas.

- Suspensión del derecho de voto. La propuesta de suspender el derecho de voto de manera general a los países infractores exige la reforma del Tratado. Sin embargo, se estudia la suspensión del voto en casos específicos que sean regulados por la legislación secundaria.

- Multas por desequilibrio macroeconómico. La Comisión propone realizar una valoración anual de los riesgos de los desequilibrios macroeconómicos (pérdida de competitividad, burbujas inmobiliarias o de crédito). Los Estados de la zona euro que no cumplan las recomendaciones podrán ser multados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de septiembre de 2010