Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez investiga el supuesto 'blanqueo' del ex tesorero

El juez del caso Gürtel, Antonio Pedreira, ha reactivado las pesquisas sobre el blanqueo de capitales y ha pedido al empresario Jacobo Gordon, uno de los implicados en la trama corrupta que dirigía Francisco Correa, que le aporte en el plazo de cinco días el libro de registro de socios de la firma inmobiliaria Proyecto Twain Jones, SL. El juez quiere saber qué personas están detrás de esta sociedad, ideada para construir 16 viviendas de lujo en la localidad de Majadahonda (Madrid). Esta sociedad es investigada por blanqueo de capitales al haberse nutrido de fondos procedentes de firmas mercantiles radicadas en paraísos fiscales.

El juez dictó ayer una resolución en la que reclama a Gordon, presidente de Estate Equity Portfolio, sociedad que posee el 75% del capital de Proyecto Twain Jones, que le facilite la relación de socios de dicha promotora con objeto de cotejar si entre ellos figura Rosalía Iglesias Villar, esposa del ex senador por Cantabria y ex tesorero nacional del PP Luis Bárcenas. Gordon fue socio de Alejandro Agag, yerno del ex presidente del Gobierno José María Aznar.

A pesar de que Hacienda ha certificado que Iglesias no tiene ingresos conocidos, documentos intervenidos por la policía constatan una inversión de 150.000 euros en Proyecto Twain Jones por parte de la esposa del ex tesorero nacional. La cantidad invertida por Iglesias tiene mucha similitud con una cifra de dinero que aparece manuscrita en un documento intervenido al abogado José Ramón Blanco Balín, también implicado en Gürtel.

150.000 euros

Blanco guardaba en su oficina un archivador con documentos de la firma británica Rutsfields Trading Limited. En ese archivador había una hoja manuscrita donde figuraba un reparto de dinero entre Correa y Bárcenas, 150.000 euros para cada uno, relacionado con las 16 casas de Majadahonda.

Pedreira desimputó a Rosalía Iglesias tras tomarle declaración hace unos meses. En su interrogatorio, Iglesias aseguró que todos sus asuntos económicos se los llevaba su esposo. Inicialmente fue imputada tras descubrir el juez una cuenta de Caja Madrid en la que tenía un millón de euros cuya procedencia no pudo justificar. Su marido, Luis Bárcenas, es uno de los investigados en el caso Gürtel por haber recibido supuestamente más de un millón de euros de la red de Correa. Se le investiga por delito fiscal, entre otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de septiembre de 2010