Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desconvocado en Sants un brindis por las presas de ETA tras ser prohibido por el juez

El juez Eloy Velasco ratificó ayer su decisión de prohibir el brindis "por las presas" en las "fiestas alternativas" del barrio de Sants tras rechazar el alegato de que no se trataba de homenajear a las etarras Laura Riera, Dolores López y Marina Bernardó, sino a todos los presos. El veto llevó a los organizadores a suspender el acto, aunque a las 10 de la noche hubo un simbólico acto de protesta consistente en cerrar las luces del recinto del parque de la Espanya Industrial y mostrar una pancarta contra la prohibición, informa Helena Belmonte.

El juez se remitió a los informes policiales sobre las anteriores convocatorias, desde 1994. Así, señala que en 2002 se leyeron cartas de etarras y se escuchó una cinta de Laura Riera; en 2004 se comenzó a utilizar la denominación "brindis" coincidiendo con la sentencia que condenó al comando Gorbea, de ETA que operaba en Cataluña; en 2006 se hizo referencia a "presos políticos" y no a "todo tipo de presos" y en 2008 hubo pancartas de apoyo a presos de ETA, entre ellos "Lola, Laura y Marina".

Según el auto, hay datos que vinculan el acto con el apoyo de algunos miembros de la asamblea del barrio de Sants -la entidad organizadora y que aglutina a plataformas alternativas- a presos de ETA catalanas. Laura Riera salió de prisión el pasado sábado tras cumplir nueve años por facilitar al comando Barcelona los números de matrícula de coches de objetivos de la banda.

Tras conocer el veto judicial, la asamblea decidió desconvocar el acto por la tarde. Los organizadores se reunieron con responsables del Ayuntamiento de Barcelona y les transmitieron su intención de dar marcha atrás para "evitar cualquier tipo de despliegue policial". Según el colectivo, la presencia policial podría "poner en peligro o distorsionar el desarrollo de la fiesta mayor alternativa". La asamblea denunció, no obstante, que la decisión del juez supone un cortapisas a la libertad de expresión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de agosto de 2010