Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Clínico sigue sin recuperar pruebas diagnósticas perdidas

Unos 1.500 cateterismos no son hallados tres semanas después del fallo

Tres semanas después de que desaparecieran del hospital Clínico miles de pruebas diagnósticas en formato electrónico de sus pacientes, el centro aún no ha conseguido recuperar la totalidad de los archivos. La avería, de la que aún se desconoce la causa -es "técnica", se limita a decir Sanidad-, se produjo el 14 de julio. Se perdieron todas las grabaciones de los cateterismos cardiacos (técnica invasiva que permite ver cómo funciona el corazón a través de un catéter que se introduce por la ingle) que se guardaban en las cabinas de almacenamiento -algo así como discos duros gigantes- del centro. El 3% de esas pruebas sigue sin aparecer. Es decir, el trabajo de recuperación continúa en el mismo punto que hace una semana.

Sanidad asegura que aún espera el informe sobre el error "técnico"

Los cateterismos perdidos podrían ser unos 1.500, según cálculos de este periódico. Sanidad se niega a revelar la cifra aunque admite el 3% perdido. Teniendo en cuenta que el Clínico realiza unos 6.000 procedimientos de este tipo al año (tanto cateterismos diagnósticos como terapéuticos) y que se conservan desde 2001, cuando empezaron a digitalizarse, las pruebas que se perdieron inicialmente son unas 55.000. Las que aún no se han recuperado rondarían, por tanto, las 1.500 y serían, además, las más recientes y las más necesarias. Los cateterismos tienen, por así decirlo, fecha de caducidad. Son pruebas que deben repetirse cada ciertos meses porque las enfermedades de los pacientes son progresivas.

De hecho, dos pacientes han tenido que someterse de nuevo a este procedimiento porque los cirujanos cardiacos necesitaban la información para intervenirles. Los dos, asegura Sanidad, han sido ya operados y "dados de alta satisfactoriamente". La consejería admitió en un primer momento que un tercer enfermo había sido sometido al cateterismo, pero después precisó que no fue "por falta de información sino por una patología sobrevenida". El hospital Clínico, ninguno de cuyos responsables ha querido hablar con este periódico, lleva días revisando a todos los pacientes que tenían pendiente una intervención de cirugía cardiaca en las próximas semanas. "Ninguno va a tener que repetir el cateterismo", afirmó el portavoz.

La causa del fallo, tres semanas después, sigue siendo una incógnita. Philips, la empresa que gestiona el archivo tras ganar un concurso, asegura haber enviado su informe al hospital el lunes pasado, por lo que es este centro, argumenta, el que tiene que revelar su contenido. Sanidad, por su parte, afirmó que ese informe no era definitivo y que esperaban el último para finales de semana. Ayer, sin embargo, un portavoz dijo que aún no lo tenían. La causa del fallo es "técnica", dijo por toda explicación.

Sanidad asegura que va a sancionar a Philips por la pérdida de información personal de los pacientes del Clínico. La Agencia de Protección de Datos regional también ha enviado una petición de información al hospital, paso previo en caso de que el hospital tenga alguna responsabilidad, a la apertura de un expediente. Sanidad asegura no haber recibido esa petición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de agosto de 2010