Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PRISA y Liberty revisan su acuerdo para asegurar la operación

El actual grupo de control de PRISA se mantendrá por encima del 30%

El grupo PRISA, editor del diario EL PAÍS, y Liberty Acquisition Holdings dieron ayer un paso decisivo para asegurar el futuro de la operación pactada el pasado marzo. Ambas compañías anunciaron la actualización del acuerdo con el que se persigue la consolidación de la estructura del capital de PRISA -el mayor grupo de comunicación en español y portugués- por medio de acciones del grupo español y caja a entregar a los accionistas y titulares de warrants (derechos de compra a un precio y un plazo determinado) de Liberty y la entrega de warrants sobre las acciones de PRISA a los actuales accionistas de esta compañía.

"Las modificaciones nos ayudarán a crear un gran grupo de inversores multinacionales y proporcionan la certeza del cierre de nuestra transacción", aseguró Juan Luis Cebrián, consejero delegado de PRISA. Nicolas Berggruen, cofundador de Liberty, declaró: "Creemos que esta revisión de la estructura de la transacción, y el compromiso adquirido por los bancos e inversores institucionales, es una fórmula para el éxito de esta operación".

Para facilitar la transacción, Liberty (un tipo de sociedad de inversión conocido como SPAC, Special Purpose Acquisition Company) ha suscrito un acuerdo con varios inversores y entidades financieras. Estos se han comprometido a adquirir un mínimo de 400 millones de dólares (302 millones de euros) en títulos de Liberty si hubiera accionistas de esta compañía que no acudieran a la operación. Además, hay acuerdos preliminares con otras instituciones para ampliar el compromiso hasta los 500 millones.

Con este paso se garantiza el futuro de la operación, que consiste en la adquisición de Liberty por parte de PRISA a través de una ampliación de capital. Una vez concluida la operación el grupo de accionistas de la compañía estadounidense se convierten en accionistas individuales. Así, el grupo de control de PRISA se mantendrá por encima del 30%. "Las modificaciones en las condiciones de este acuerdo han sido posibles gracias a los esfuerzos realizados por los espónsores de Liberty y los actuales accionistas de PRISA", afirmó el presidente del grupo, Ignacio Polanco. "Estamos muy satisfechos con los acontecimientos de las últimas semanas. Por lo general, invierto en compañías que tienen marcas sólidas y un flujo de caja positivo", añadió Martin E. Franklin, presidente de Liberty. Desde HSBC, el banco coordinador del proceso de reestructuración financiera de PRISA, Kevin Adeson, director de la división de mercado de capitales, declaró: "Los cambios en la transacción con Liberty anunciados indican que se están completando correctamente todas las operaciones necesarias para el proceso de reestructuración".

Los accionistas de Liberty que participen en la transacción recibirán por cada una de sus acciones 1,5 títulos de PRISA y tres acciones convertibles sin derecho a voto y medio dólar de los fondos de Liberty. Los nuevos títulos cotizarán en EE UU. Los titulares de warrants de Liberty recibirán 0,45 acciones de PRISA y 0,90 dólares de fondos propios de Liberty por cada warrant. PRISA entregará a sus accionistas 1,1 warrants por acción. Cada warrant será canjeable por una acción de PRISA con un precio de dos euros. Los warrants vencerán a los 3,5 años. El acuerdo, recibido en Bolsa con una subida del 6,11% en los títulos de PRISA, está pendiente de la aprobación de las autoridades bursátiles de España y EE UU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de agosto de 2010