Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El saqueo del Palau

El tripartito afirma que Hacienda le da la razón

El informe de la Agencia Tributaria avala la comisión de investigación

La bomba, en forma de documento de la Agencia Tributaria, llegó en plenas vacaciones de agosto, pero corrió como la pólvora entre los grupos del tripartito. "Teníamos razón, la comisión de investigación era necesaria y valió la pena". Así se expresó ayer el portavoz parlamentario adjunto del Partit dels Socialistes (PSC), Joan Ferran, tras leer el informe de la Agencia Tributaria. El diagnóstico de Ferran fue ampliamente compartido por sus socios de gobierno, Esquerra Republicana (ERC) e Iniciativa (ICV), que pidieron al unísono que Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) pida perdón, asuma sus responsabilidades y colabore con la justicia para determinar responsabilidades.

La comisión parlamentaria que la semana pasada echó el cierre dictaminando que CDC se había financiado irregularmente a través del Palau estuvo esperando durante semanas el informe conocido ayer. Los peritos de la Agencia Tributaria han estado meses recopilando información para acabar dictaminando que, efectivamente, Ferrovial pagó comisiones del 4% a Fèlix Millet y a CDC.

El diputado de ERC Pere Bosch estaba ayer eufórico comprobando que los peritos han llegado a conclusiones casi idénticas a las que alcanzó él relacionando facturas del Palau de la Música y de empresas proveedoras de CDC. "La Agencia Tributaria ha tenido acceso a facturas que nosotros no teníamos y ello les ha permitido trabajar más a fondo", dijo. "El veredicto es meridianamente claro, Convergència ya no puede esconderse", añadió.

El diputado republicano también estaba especialmente satisfecho por el hecho de que los peritos lleguen a una conclusión que Convergència negó una y otra vez: que el "Daniel" que aparece en la documentación incautada en el Palau es Daniel Osácar, tesorero de CDC. "Nunca ha habido tantas evidencias de financiación irregular en un partido político", certificó Bosch.

Joan Ferran hizo hincapié en otra evidencia que la comisión había insinuado pero que ahora Hacienda viene a confirmar. Entre las empresas que pudieron cobrar del Palau de la Música trabajos que en realidad hicieron para CDC está Altraforma. Uno de los socios de esta firma es Jordi Vilajoana, presidente del grupo de Convergència i Unió (CiU) en el Senado. "Mucha gente en Convergència tendrá que dar explicaciones", dijo Ferran.

ICV considera que CDC no podrá volver a utilizar el argumento de que la comisión de investigación por el caso Palau era un "tribunal político" contra los nacionalistas. "Lo que antes eran indicios ahora son evidencias en toda regla", dijo la portavoz parlamentaria ecosocialista, Dolors Camats. El tripartito pide de forma unánime a CDC que dé la cara aunque sea en pleno mes de agosto. "Convergència tiene que explicar las conclusiones a las que ha llegado la Agencia Tributaria, tiene que pedir perdón y ayudar a la justicia para que los responsables de todo esto acaben en el banquillo de los acusados", dijo Camats.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de agosto de 2010