Detenido un delincuente muy peligroso que acumulaba dos órdenes de ingreso en prisión

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado día 16 en Alcarràs (Segrià) a un fugitivo de la justicia considerado un delincuente muy peligroso y que tiene dos órdenes de detención e ingreso en prisión. Se trata de Licerio Reches, de 33 años y vecino de La Granada (Alt Penedès).

Reches es muy conocido en el Alt Penedès por sus actividades delictivas, pero también por haber tenido en ascuas hace unos años al pueblo de la Granada por su violencia e incivismo. Su vida ha transcurrido entre pequeños hurtos y múltiples detenciones por robos de poca monta y tráfico de drogas. De su largo historial, destaca la noche en la que dejó ciego un Guardia Civil durante una persecución tras atracar un restaurante de Olèrdola repleto de clientes.

Más información
En prisión tras cometer 11 delitos en seis horas en cuatro pueblos

Ha entrado y salido varias veces de la cárcel. Pero más allá del mundo delictivo, Reches también fue conocido por haber exasperado los 2.000 habitantes de La Granada. Sus vecinos le temían por su conducta agresiva. En 2004, los vecinos se plantearon comprarle entre todos una casa en otro municipio para ahorrarse los quebraderos de cabeza que suponía convivir con él y su familia. El Ayuntamiento se vio tan desbordado que hace tres años recogió firmas para pedir a la Delegación del Gobierno, la Generalitat y el Tribunal Superior de Justicia que actuaran contra él y se agilizaran los casos delictivos que tenía pendientes. Durante las fiestas del pueblo, en julio de 2007, su comportamiento fue tan agresivo que los vecinos organizaron una manifestación de protesta contra la consejera Montserrat Tura el día que ésta inauguró los juzgados de Vilafranca.

La movilización surtió efecto. Tura, que conocía el caso, se reunió con el alcalde de La Granada y se comprometió a hacer lo posible para reconducir la actitud incívica de la familia. Desde entonces, "Licerio ha sido un vecino más", decía ayer el alcalde, Joan Cols (CiU) al conocer la noticia de su detención.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS