Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuba recibe a Moratinos con la cifra más baja de presos políticos en 50 años

El número de presos políticos cubanos se redujo un 17% en los últimos seis meses. En la actualidad, 167 personas cumplen condenas en cárceles cubanas por motivos políticos, 34 menos que a finales de 2009, según el último informe de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), que preside Elizardo Sánchez. "Es la cifra más baja en los últimos 50 años", dijo el opositor, si bien advirtió de que el descenso se debe al cumplimiento de las condenas, "no a que haya disminuido la represión".

En todo caso, se trata de una buena noticia para el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que ayer inició una visita de 48 horas a la isla con el objetivo declarado de "acompañar" el proceso de diálogo abierto entre la Iglesia y el Estado y ayudar a la excarcelación de los presos políticos.

Hasta ahora, la Iglesia ha logrado la excarcelación del preso de conciencia parapléjico Ariel Sigler Amaya y el acercamiento de otros 12 a cárceles en sus provincias de residencia, gestos que Sánchez considera "positivos, aunque muy limitados y tardíos". Tanto la disidencia como Moratinos y la Iglesia esperan que ahora se produzca la liberación de un número significativo de presos.

Según el informe, de los 167 prisioneros políticos 53 están adoptados como reos de conciencia por Amnistía Internacional (AI) y otros 10 con esta categoría se encuentran en la calle cumpliendo su condena con una "licencia extrapenal" por motivos de salud. Unos 25 se hallan enfermos, y son los que tienen más posibilidades de salir primero y por quienes realiza su huelga de hambre el opositor Guillermo Fariñas, que después de 131 días de ayuno se encuentra en estado crítico.

Según el informe de Sánchez, la situación de los derechos humanos de Cuba es desastrosa y "no va a mejorar significativamente" mientras "siga prevaleciendo la forma totalitaria de Estado", aunque constata que "las formas de represión política" en los últimos años han cambiado. Ahora, asegura, se trata de represión de "baja intensidad mediante detenciones arbitrarias de corta duración y otras formas de hostigamiento". El informe calcula en más de 800 las detenciones y arrestos "arbitrarios" que se han producido en el primer semestre de este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de julio de 2010