Reportaje:III BARÓMETRO DE LA FUNDACIÓN ORTEGA Y GASSET

El ajuste divide a los empresarios

El 50% aprueba el recorte; el 45%, no - La mayoría rechaza la gestión de Zapatero y de Rajoy - El 72% de empresarios apoya subir impuestos a las rentas altas

Los empresarios desaprueban mayoritariamente la gestión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque tampoco confían en el jefe de la oposición, Mariano Rajoy. Opinan que es necesario un cambio de Gobierno, en particular en su equipo económico, y se muestran muy pesimistas sobre la salida de la recesión. Estas son las principales conclusiones del tercer Barómetro Empresarial de la Fundación José Ortega y Gasset, llevado a cabo por Metroscopia entre el 10 y el 16 de junio pasado entre empresarios de compañías de 10 o más empleados.

Los empresarios no confían en Zapatero. Ni siquiera la reciente aprobación de la nueva reforma laboral, de cuyos efectos podrían beneficiarse en alguna medida, salvan al Gobierno de que el 83% de los patronos desaprueben su gestión. En el caso de Rajoy, tampoco muestran mucha más ilusión: un 76% de ellos no aprueba su gestión. Cuatro de cada cinco (76%) instan a Rodríguez Zapatero a proceder cuanto antes a nombrar un nuevo Ejecutivo para salir de la crisis. El actual gabinete económico, con la ministra de Economía, Elena Salgado al frente, es el centro de este desencanto: los empresarios evalúan su actuación con una puntuación media de 2,4.

Culpan de la recesión a las inmobiliarias, el Gobierno y la banca
Una mayoría aprueba la subida de impuestos a las rentas altas
Más información
La industria es la más optimista y la construcción, la más negativa

La práctica totalidad de los empresarios (nueve de cada 10) propone cambios y fusiones ministeriales. Las principales sugerencias de fusión atañen a Igualdad (42%) y Vivienda (27%).

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

A la hora de repartir culpas por la actual crisis económica española, el principal imputado con un 7,4 de media (en una escala de 0 a 10) es el sector inmobiliario, seguido de cerca por el Gobierno actual (y en concreto su presidente y su vicepresidenta Salgado), los banqueros y el modelo económico seguido en estos años (7,1 en cada caso).

Se afianza el diagnóstico negativo de los empresarios sobre la situación económica actual, la evalúan en 2,7 puntos en una escala sobre 10. Las perspectivas de futuro también han empeorado en estos últimos meses. Se rompe, por tanto, la ligera tendencia a mejorar que se intuía en la oleada realizada en marzo, cuando parecían entreverse, por primera vez, los anhelados brotes verdes.

Los empresarios mantienen la opinión de que a España le va a costar mucho más salir de la crisis que a los demás países: la práctica totalidad considera que aún falta tiempo para que la economía española empiece a mejorar definitivamente (96%).

Sobre las medidas de recorte presupuestario se da una clara división de opiniones. Un 50% de los empresarios aprueba el paquete de medidas presentadas por el Gobierno frente a un 45% que las desaprueba. Las mejor acogidas son la reducción en un 15% del sueldo de los miembros del Ejecutivo (95%) reducir en un 5% el sueldo de los funcionarios (64%) y la supresión del cheque-bebé (64%). Curiosamente, la subida de impuestos a las rentas más altas concita un 72% de aprobaciones pese a que una importante proporción de empresarios muy probablemente sería susceptible de verse directamente afectado llegado el caso.

Las medidas que, en cambio, mayor rechazo suscitan son la eliminación de la retroactividad de las prestaciones previstas en la Ley de Dependencia (el 67% la desaprueba), la congelación de las pensiones en 2011 (el 66%), la eliminación de la jubilación parcial (57%) y la reducción de 600 millones a la ayuda al desarrollo (56%).

Con todo, casi seis de cada diez empresarios (57%) opinan que la economía española necesita en general más medidas restrictivas, como las aprobadas, que medidas expansivas que aumenten el gasto público (30%). La decisión del Ejecutivo de ampliar la edad de jubilación hasta los 67 años es rechazada de manera generalizada (el 72%). Una ajustada mayoría (52%) está de acuerdo con la aplicación del contrato único.

Sobre reformas fiscales, el grado de consenso es amplio (64%) en lo relativo a aumentar el tipo de gravamen a las Sociedades de Inversión de Capital Variable (SICAV) y a simplificar el Impuesto de Sociedades sin modificar el tipo (63%). El 76% rechazan el incremento del IVA y el 66% el del IRPF.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS