Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La organización del Orgullo Gay veta la carroza de Tel Aviv

El ataque a la flotilla rompe el acuerdo entre el Ayuntamiento israelí y los colectivos españoles

La organización del Orgullo Gay de Madrid ha comunicado al Ayuntamiento de Tel Aviv que no le permitirá que participe con una carroza en la manifestación del próximo 3 de julio. La causa, según ha explicado a este periódico Toni Poveda, presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), es que el Consistorio de la ciudad israelí no ha condenado el ataque a la flotilla humanitaria que quería romper el bloqueo de Gaza, en el que murieron nueve activistas.

"Nosotros somos defensores de todos los derechos humanos, no solo de los nuestros", ha declarado Poveda para justificar la decisión. "Después del ataque hemos esperado un tiempo prudencial para ver cuál era la reacción del Ayuntamiento, pero este no ha condenado el ataque". Sin embargo, el presidente de la federación ha querido dejar claro que ellos no vetan la presencia de "ningún gay, lesbiana, transexual o bisexual, lo que incluye a los israelíes". "Ellos son también defensores de los derechos humanos, y les invitamos a venir y manifestarse con nosotros. Además, sus asociaciones son laicas y en ellas conviven sin problemas judíos y palestinos", dijo Poveda.

La ciudad hebrea iba a enviar a 15 representantes a la manifestación

Sin embargo, esta explicación no ha convencido a la otra parte. La Asociación de Derechos de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales en Israel (Agudá) tenía ya "prácticamente todo preparado" para las celebraciones en la capital española entre el 1 y el 5 de julio, donde tenía previsto llevar 15 representantes con el patrocinio del Ayuntamiento de Tel Aviv, dijo el responsable de turismo de la organización, Shai Doitsh.

"Estamos realmente tristes por esta decisión. Es una pena porque nuestros dos países, España e Israel, son muy similares, uno católico y el otro judío, pero ambos muy avanzados en la defensa de los derechos de los gays, por lo que hubiera sido muy simbólico hacerlo juntos", indicó Doitsh frente a la sede de su organización, decorada por grandes banderas arco iris.

"¿Por qué deberíamos condenar?" el ataque. "Nuestra organización no es una organización de defensa de los derechos humanos. Defendemos los derechos de la comunidad gay y lesbiana y los eventos de Madrid son para defender esos derechos, y no otros. Por eso no hay ninguna razón por lo que no debamos formar parte de ello", argumenta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de junio de 2010