Las mujeres copan las candidaturas republicanas en las primarias de EE UU

El 'efecto Sarah Palin' se extiende entre las filas conservadoras

¿Será noviembre de 2010 el año de las mujeres del Partido Republicano? La respuesta puede ser afirmativa si varias mujeres candidatas logran vencer en las primarias que el martes se celebraban en casi una docena de Estados. Por ejemplo, California busca sustituto para el gobernador Arnold Schwarzenegger y Meg Whitman, antigua consejera delegada de eBay, se ha gastado más de 70 millones de dólares de su fortuna personal en asegurarse de que los votantes la eligen a ella frente a Steve Poizner, otro antiguo jefe de Silicon Valley, que ha invertido 25.

El denominador común del super tuesday (super martes) estaba en la ascensión del movimiento conservador, en la mayoría de los casos representado por mujeres. Si Whitman, que sacaba 20 puntos de ventaja a su contrincante, peleaba por la posibilidad de intentar en noviembre el asalto a la casa del gobernador, Carly Fiorina, antigua directora ejecutiva de Hewlett-Packard, se postulaba para un escaño en el Senado. Fiorina, contraria al aborto, fue captada por el Partido Republicano y tiene el apoyo de la ex candidata a la vicepresidencia Sarah Palin.

Meg Whitman aspira a sustituir a Schwarzenegger en California
Más información
Los republicanos de California eligen a una ex directiva de eBay para suceder a Arnold Schwarzenegger
Una mujer optará al puesto de Schwarzenegger
Dos ejecutivas de Silicon Valley saltan a la política en EE UU

Tres son los asientos demócratas en la Cámara alta del Capitolio que están en peligro: California, Arkansas y Nevada. Los votantes parecen estar descontentos con todo lo que suene al vetusto Washington. Barbara Boxer (California) o Harry Reid (Nevada) esperaban la noche de las elecciones saber quiénes serán sus rivales republicanos en las elecciones de mitad de mandato de noviembre, cuando se renueva un tercio del Senado de EE UU y toda la Cámara de Representantes en lo que será un cuasi referéndum para la gestión de Barack Obama. Blanche Lincoln (Arkansas), también demócrata, peleaba para mantenerse como candidata tras 12 años en el Senado y un largo periodo anterior como representante.

Por ser contrincantes de Harry Reid luchaban dos mujeres del Partido Republicano. Sharon Angle, que ha obtenido el apoyo del Tea Party Express -uno de los grupos activistas ultraconservadores que han surgido al amparo de la crisis económica y la llegada al poder de Obama- y Sue Lowden, que ha acaparado titulares por proponer como alternativa a la actual reforma sanitaria que los pacientes "intercambien pollos" con sus médicos de cabecera a cambio de chequeos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

En Carolina del Sur existe un curioso caso donde varias supuestas aventuras extramatrimoniales, lejos de dañar al candidato, en este caso candidata, parece que le están ayudando. Se trata de Nikki Haley, quien aspira a ocupar la mansión del gobernador que deja Mark Sanford, caído en desgracia tras asegurar que se encontraba haciendo senderismo cuando en realidad estaba con su amante en Argentina. Dos hombres declararon haber tenido "relaciones físicas inapropiadas" con la candidata, que está casada. El mensaje antisistema, el apoyo de Sarah Palin y las simpatías manifestadas por la ex mujer del gobernador infiel harían que Haley se alzase con más del 50% de los votos en las primarias de su partido.

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS