Richardson dice que Franco tentó a Picasso para exponer en España

Pablo Picasso, el militante comunista, héroe de la izquierda antifranquista, el autor de ese monumento contra la barbarie que es el Guernica, estuvo en conversaciones con el régimen de Franco para organizar una retrospectiva de su obra en el Madrid de 1956. Al parecer llegó a dejarse tentar, pero la filtración de esos contactos y las presiones de su propio círculo frustraron el proyecto. Así afirma el historiador británico John Richardson en el cuatro volumen de la biografía del pintor malagueño, cuyo episodio más controvertido revelaba ayer a The Guardian.

"En aquel momento, la idea de una retrospectiva en España era más importante para él que el Partido Comunista", afirma Richardson, integrante del círculo de amigos de Picasso entre las décadas de los cuarenta y los sesenta. El crítico de arte José María Moreno Galván, que ejerció de emisario, dio cuenta de las conversaciones con el artista al agregado cultural de la embajada española en París, José Luis Messía quien, según el relato, le espetó: "Qué pena que Lorca no esté vivo. Habríamos matado dos pájaros de un tiro".

El objetivo del régimen pasaba por destruir la figura de Picasso como icono antifranquista (convertirlo en un "traidor"), mientras en el ánimo del pintor pesaba su tremenda nostalgia de España. Ante lo avanzado de esos contactos, un grupo de personalidades del exilio español firmó una carta en la que pedía al artista que no expusiera en su tierra, tal como quedó recogido en el diario del escritor Jean Cocteau. Pero fue el propio Ministerio de Exteriores español, encargado de supervisar las conversaciones en coordinación con el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid, el que decidió suspenderlas una vez fueron filtradas a la prensa.

'Las Meninas' y España

El historiador Gijs van Hensberg, coautor del libro junto a Richardson, sugiere que las implicaciones de esa revelación van más allá del terreno político y permiten revisar también la obra de Picasso. Su trabajo más famoso de finales de los cincuenta, la versión de Las Meninas de Velázquez, evidencian que el artista volvía a acercarse a las fuentes del arte y la historia de España, señala su biógrafo. Esta obra se expone estos días en el marco de la exposición Picasso: Paz y Libertad, organizada por la galería Tate en Liverpool. Richardson, de 86 años, figura como comisario de la muestra Picasso, los años mediterráneos que se abre el 4 de junio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 29 de mayo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50