La primera crisis del euro | Claves del acuerdo

Los países que soliciten ayuda deberán abordar reformas

El nuevo Mecanismo de Estabilización Financiera se nutrirá de emisiones de eurobonos con garantía de los Estados

El Mecanismo de Estabilización Financiera aprobado por el Ecofin extraordinario del pasado 9 de mayo permitirá movilizar un mínimo de 750.000 millones de euros para apoyar a los Estados miembros que se encuentren con dificultades "por circunstancias excepcionales". Estas circunstancias se han visto propiciadas por fuertes movimientos especulativos que han disparado el coste de la deuda pública a precios desorbitados, dificultando a los países obtener financiación de los mercados a precios razonables. El mecanismo de asistencia financiera supone una decisión histórica, que permitirá obtener a los Estados que lo soliciten financiación entre el 3,5% y el 5%.

La financiación procederá de tres fuentes distintas. Una primera parte integrada por 60.000 millones estará constituida por préstamos de la Comisión Europea, una segunda por fondos captados a través de un Special Purpose Vehicle (SPV), (entidad para captar recursos en los mercados) en una cuantía de 440.000 millones y finalmente habrá una aportación suplementaria de 250.000 millones por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Bruselas deberá aprobar las reformas con carácter previo
Los fondos obtenidos podrán destinarse a comprar deuda

Más información

- La aportación de la Comisión Europea. La Comisión obtendrá en los mercados 60.000 millones, el límite máximo disponible que puede comprometer, en función de sus recursos propios. Los recursos propios de la UE tienen un límite máximo del 1,27% del PIB comunitario, lo que supone unos 150.000 millones de euros. La parte disponible es la no gastada del límite de recursos propios en el presupuesto comunitario. Este primer tramo de la Comisión es el que podrá hacer efectivo de manera más rápida y del que se pueden beneficiar cada uno de los Veintisiete Estados miembros de la UE. La instrumentalización de esta parte ha sido posible gracias al artículo 122.2 del Tratado de Lisboa, que entró en vigor el pasado diciembre.

- Un vehículo con garantías de los Estados. La parte más voluminosa del mecanismo de ayuda se basa en un acuerdo intergubernamental de los países de la zona euro por el que se constituye un vehículo específico (SPV) para obtener fondos de los mercados mediante emisiones de eurobonos hasta 440.000 millones, con la garantía de los Estados miembros de la zona euro. Los países fuera de la zona euro también podrán aportar garantías de manera voluntaria. La distribución de las garantías será en la misma proporción en que estos Estados participan en el capital del Banco Central Europeo (BCE). Con los fondos obtenidos por el vehículo se podrá adquirir deuda del país necesitado. También se podrá utilizar la deuda adquirida en operaciones de refinanciación con el BCE, con lo cual el volumen de recursos total disponibles será una cantidad mucho mayor que los 440.000 millones.

- La aportación del FMI. La aportación de 250.000 millones por parte del Fondo Monetario Internacional fue una de las exigencias más firmes por parte de Alemania. Berlín cree que el FMI tendrá más firmeza para exigir las condiciones que si la tiene que aplicar otro socio de la UE. Se trata de una aportación que equivale a la mitad de lo comprometido por la Unión Europea, y que se efectuará a través de las líneas de crédito habituales.

- Condiciones para obtener financiación. Los países que deseen obtener financiación del Mecanismo de Estabilización deberán comprometerse a un plan de ajuste fiscal y a efectuar reformas estructurales que deberán ser aprobadas previamente como condición para obtenerla. Las condiciones serán equivalentes a las que aplica generalmente el FMI.

- EL BCE compra deuda pública y privada. Pocas horas después del acuerdo del Ecofin por el que se puso en marcha el mecanismo de ayuda, el Banco Central Europeo empezó a comprar deuda pública y privada para "asegurar la completa liquidez en aquellos segmentos del mercado que son disfuncionales". El objetivo es garantizar la estabilidad de la zona euro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 11 de mayo de 2010.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50